Seleccionar página

El estrés es una de las enfermedades que nos afectan en nuestro día a día por el ritmo frenético que llevamos. Si bien existen diversas estrategias para controlarlo, el problema es que no siempre somos demasiado conscientes de cuál es nuestro grado de estrés.

estres-emocional-2

¿Crees que te encuentras en esta situación? Pues, si padeces alguna de las señales que mostramos a continuación, presta atención porque tu cuerpo te está diciendo a gritos que estás estresado.

Oyes sonidos que nadie oye

El estrés es capaz de minarte física y mentalmente. De hecho, en casos severos llega a tal punto que hace que confundas la realidad con el caos que tienes en tu cabeza. Si preguntas qué es un ruido determinado y nadie más lo escucha, acude a un especialista porque podría ser un síntoma de que necesites relajarte y empezar a tratar el estrés que sufres.

Timidez en el trabajo

Con tus compañeros de trabajo, solías llevar la voz cantante, hacías propuestas y se notaba que estabas en las reuniones. Ahora, has pasado a un segundo plano porque no tienes seguridad; este cambio de comportamiento también podría ser otro síntoma de estrés.

estres-senales-2

Haces cosas extrañas mientras duermes

Si nunca has sido sonámbula, ni tampoco hablabas por las noches y un buen día comienzas a hacerlo, tu cuerpo te está indicando que necesita que le pongas freno al estrés que empieza a consumirle. Debes relajarte y tomarte las cosas con calma.

Te enfermas con cualquier cosa

Si con el primer estornudo te encuentras diciéndote a ti mismo que no va a pasar nada, pero te levantas con un resfriado de esos que te dejan en cama y la situación se repite a menudo, también podrías estar ante un cuadro de estrés. Esta enfermedad también mina las defensas y es habitual que estés más débil físicamente cuando la sufres.

Tu período está siendo muy irregular

Tanto por el hecho de que el período desaparece sin más, como por un descontrol en los días o un exceso de menstruación deberías preocuparte. Uno de los signos más evidentes de estrés en las mujeres está relacionado con los cambios en el período y por la agudización del dolor que se sufre en ellos.