Seleccionar página

Por mayoría, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reformar el Código Civil para crear la figura Hipoteca Inversa que se constituye sobre un inmueble o vivienda habitual y propia de un adulto mayor de 65 años o más.

aldf

A nombre de la Comisión de Administración de Justicia, el diputado José Delgadillo Moreno, informó que se creó el capítulo III Bis para que los adultos mayores tengan garantías y puedan hacer “líquido” su patrimonio y recibir de manera mensual cierta cantidad de dinero.

En tribuna, puntualizó que lo más importante es que ese sector de la población no perderá la posesión de su inmueble hasta el día de su muerte, y a partir de ese momento los beneficiarios que designe tendrán hasta 10 meses para decidir si solventan o no el préstamo o si dejan que la institución bancaria haga efectiva la garantía.

El legislador del Partido Acción Nacional (PAN) sostuvo que de manera voluntaria, el adulto mayor podrá optar por esta herramienta de auxilio para acceder a recursos económicos mensuales a manera de pensión para ayudarlos a pagar sus gastos cotidianos.

Durante la discusión del dictamen se aprobó crear un fideicomiso público-privado, donde la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) capitalina fungirá como mediadora para evitar que haya abusos de parte de las instituciones financieras.

En el dictamen señaló que el envejecimiento de la población en la Ciudad de México se evidencia en la relación que hay con su población de 65 años, ya que pasó de 35.5 por ciento en 2010 a 48.9 por ciento en 2015.

Posteriormente, en entrevista, el diputado local subrayó que se trata de beneficiar a las personas mayores que no les alcanza su pensión y que muchas veces se ven obligados a vender su patrimonio para sobrevivir y se quedan sin hogar.

En su participación, el diputado local Mauricio Toledo Gutiérrez indicó que la Hipoteca Inversa tendrá como objetivo garantizar certeza financiera a los adultos mayores, y mediante la creación del fideicomiso se vigilará que el sistema bancario no vulnere sus derechos.

Por su parte, Víctor Hugo Romo Guerra, legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), subrayó que dicha figura es un instrumento económico probado en otras entidades de México y en diversos países del mundo, que permite a dicho sector tener una vejez con dignidad y evitar vivir en miseria, abandono o hacinamiento.

Al respecto, el perredista Raúl Flores García sostuvo que el gobierno local está obligado a garantizar la protección de los adultos mayores, y la capital del país no es la primera ni la única entidad que impulsa esta figura.

(ntx)