Seleccionar página

Las paredes funcionales están muy de moda por prácticas, decorativas y sencillas de mantener.

pared-pizarron-3

Una pared de pizarrón puede ser la solución a aquellas personas olvidadizas, pero también para evitar manchas en los dormitorios de los niños. Aquí tienes soluciones para que las adaptes a tu modo de vida.

Además, hay que sumarle que un nuevo estilo de vida se impone, más práctico, más funcional y en cierto modo más sencillo, con menos cosas colgando de las paredes y sin taladros que todo lo agujeran.

Pensando en esa diversidad y multifuncionalidad de los espacios, los ambientes modernos exploran nuevos materiales como los vinilos y las pinturas funcionales. Hacer una pared de pizarrón no es nada difícil. Para ello necesitas:

pared-pizarron-1

Materiales:

  • Pintura negra para pizarrón o vinil de pizarrón autoadherible
  • Rodillo o pincel
  • Gises

Antes que nada, revisa que la superficie donde quieres colocar tu pared de pizarrón sea lisa. Luego marca con cinta adhesiva un área cuadrada o rectangular en la pared, que nos servirá como guía; asegúrate de que esté nivelada y que sea del tamaño que quieras.

Después vierte la pintura de pizarrón en una bandeja de pintura. Pasas una capa de pintura encima de la pared, usando un rodillo, siempre de arriba para abajo. Deja secar durante 2 o 4 horas para que puedas agregar una segunda capa y el área quede pareja.

pared-pizarron-2

Ahora bien, si prefieres utilizar el vinil, debes cerciorarte de que la superficie esté limpia y seca. Para instalarlo, debes de ir poco a poco para evitar burbujas de aire. Puedes hacer uso también de una especie de espátula de plástico, que no raye la superficie, para ir estirando el vinil autoadherible.