Seleccionar página

A pesar de una campaña de descalificación en redes sociales y medios masivos privados y oficiales, más de 400 mil personas asisitieron el 24 de septiembre a la Marcha Nacional por la Familia en el Angel de la Independencia. Esta movilización, junto con las realizadas el 10 de Septiembre en 132 ciudades del país, sumaron más de 1.6 millones de ciudadanos que se expresaron en favor de los valores de la familia.

img_20160924_220351

El Frente Nacional por la Familia anunció que se constituye en un movimiento cívico permanente, solicitando un encuentro con el Presidente de la República, así como un llamado al Poder Legislativo para que rechace la iniciativa del Ejecutivo federal sobre matrimonios igualitarios y, en cambio, aprobar la primera iniciativa ciudadana que protege al matrimonio entre un hombre y una mujer.

Asimismo, rechazaron que la ideología de género se quiera imponer en las escuelas del país. El Frente Nacional por la Familia señaló: “los contenidos de educación sexual deben partir de una visión integral de la persona y basarse en criterios científicos, no en la presión de movimientos que desconocen la realidad genética, biológica y psicológica de la sexualidad humana”.

angel2

Al término de la gran concentración de cientos de miles de mexicanos de todas las condiciones sociales, edades y niveles educativos, el Frente Nacional por la Familia aclaró que su movimiento ciudadano es propositivo, no de odio, y que busca el amor por los niños y por la familia. “No estamos en contra de las personas con atracción al mismo sexo, en este movimiento tienen cabida y son bienvenidos; no nos mueve ninguna fobia, ni el deseo de hacer mal a nadie”, sostuvieron.

En su concentración final en el Ángel de la Independencia el FNF y la Unión Nacional Cristiana por la Familia, anunciaron la constitución de un movimiento cívico permanente que buscará incidir por la vía del diálogo en la agenda pública del país.

Denunciaron que el Conapred nació con un espíritu de inclusión, pero se ha convertido en el principal órgano de exclusión y discriminación de México. “Creemos en un Estado laico, pero no es un Estado laicista que desprotege, margina y ridiculiza las convicciones religiosas”.

img_20160924_215533

De igual forma, los manifestantes destacaron su creencia en la institución del matrimonio natural, constituida como una relación estable y complementaria entre un hombre y una mujer. Asimismo, reconocieron el derecho de los niños a tener papá y mamá y recordaron que la adopción no es un derecho de los adultos, sino de los niños; la adopción debe privilegiar el interés superior de menor.

Exigieron también la creación del Instituto Nacional de la Familia y se eleve a rango constitucional el respeto, protección, defensa y promoción de la familia con base en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.