Seleccionar página

Elegir una niñera no es asunto fácil. A fin de cuentas, en sus manos depositarás parte de la crianza y el crecimiento de las personitas que más amas en este planeta. Por tanto, no tomes decisiones a las prisas. Antes que nada, siéntate en un lugar cómodo y conoce los errores que debes evitar al elegir una niñera.

ninera-2

Falta de referencias

A la hora de contratar una niñera, es fundamental que tengas algún tipo de referencias. Por tanto, no vayas a una guía, ni comiences a llamar a personas desconocidas. En su lugar, procura pedirle a tus amigos o familiares que te recomienden a alguien de confianza.

Expectativas muy elevadas

Todo padre desea lo mejor para sus hijos. Por este motivo, no es de extrañarse que pretendas contratar a la niñera perfecta. Ahora bien, si no quieres llevarte disgustos, será mejor que pongas los pies sobre la tierra y tengas presente que tu niñera es un ser humano y no un robot.

Contrato oral

Lamentablemente, el valor de la palabra hablada se ha perdido. Por tanto, si deseas mantener las cosas claras, es mejor que fijes todo por escrito: horarios de trabajo, responsabilidades, sueldo. De esta manera, no dejarás lugar a confusiones.

ninera-3

Falta de orientación

Ten en cuenta que tu futura niñera no tendrá idea de tu dinámica familiar. Así que, si pretendes que tenga un buen desempeño, será mejor que la orientes. Ten presente que el proceso de adaptación de las dos partes no se producirá de la noche a la mañana. Esto significa que deberás tener algo de paciencia.

Desacuerdo en la crianza

A fin de evitar todo tipo de problemáticas, será mejor que contrates a alguien cuyas percepciones de la crianza sean similares a las tuyas. ¿Qué es lo más importante en el desarrollo de tus hijos? ¿Cuáles son los métodos ideales para imponer la disciplina? Estas son algunas de las preguntas que puedes hacerle para descubrir su percepción de la crianza y verificar que está en armonía con la tuya.