Seleccionar página

Tlaxcala es un lugar lleno de historia donde aún se respira el aire colonial. Hoy en día, algunos de sus antiguos edificios aún mantienen actividad, como es el caso de la Capilla Real de Indios, hoy convertida en Palacio de Justicia.

capilla real indios 2

Este edificio al poniente de la Plaza de la Constitución, comenzó a construirse el 8 de abril de 1528 por el fraile Andrés de Córdoba, bajo el patrocinio de los caciques de los cuatro señoríos, quienes dedicaron la obra a Carlos V, el emperador que dio a Tlaxcala su escudo de armas y el título de leal Ciudad.

Estaba destinada para dar servicio religioso a los nobles indígenas y españoles de la antigua República de Tlaxcallán.

Su fachada se remodeló en el siglo XVII, pero en 1796, un incendio acabó con la nave del edificio y en 1800 un temblor muy fuerte lo derrumbó parcialmente, dejándolo abandonado.

capilla real indios 3

En el lambrín, en bajorrelieve, dos piedras labradas muestran los escudos de Carlos V: el primero es el de la Casa de Austria, que lleva un águila bicéfala con las alas caídas, triplemente coronada, y que tiene en el centro el emblema de Aragón. El otro es el escudo de Castilla, que está sostenido por dos varones, desnudos y de perfil, quienes sostienen el escudo con una mano y con otra unas ramas de rosa, acción que simboliza el ánimo generoso que paga los agravios con beneficios.

La fachada es de estilo barroco estípite, enmarcada por los cubos de ladrillo de las viejas torres, que nunca soportaron los campanarios.