Seleccionar página

Recorrer Cuernavaca en una sola visita y apreciar la totalidad de sus atracciones es una tarea casi imposible, pero sin duda, el primer interés que se despierta al llegar a la “Ciudad de la Eterna Primavera” es visitar el Museo Cuauhnáhuac, el cual está ubicado en el Palacio de Cortés, para reconocer su profundo valor histórico, siendo el edificio civil más antiguo conservado en territorio nacional.

palacio cortes 2

En sus más de 480 años de existencia, el inmueble ha sufrido varias transformaciones y ha funcionado para variados fines. En su primera etapa, en la época virreinal, fue residencia del conquistador Hernán Cortés y su esposa Juana Zúñiga, quien diera a luz en este lugar al hijo del capitán de nombre Martín, personaje que años más tarde fue acusado de conspirar contra el rey.

El Palacio de Cortés fue construido en los años veinte del siglo XVI, sobre los restos de un templo tlahuica; la práctica común era destruir los antiguos inmuebles prehispánicos para utilizar las piedras en los nuevos proyectos. La construcción fue un mandato del conquistador Hernán Cortés, tras la caída de Tenochtitlan.

La arquitectura todavía conserva un toque medieval y se asemeja al Alcázar de Colón de Santo Domingo, en República Dominicana, que fue hecho veinte años antes. La fachada es un diseño en piedra, y colinda con una explanada que hace lucir aún más al palacio.

palacio cortes 3

El inmueble se convirtió en la sede oficial del Marquesado del Valle de Oaxaca, título nobiliario que otorgó Carlos I al conquistador. El palacio funcionaría como fortaleza para evitar ataques, siendo también el lugar de resguardo de los botines que atesoró Cortés.

Entre los usos que se le han dado al Palacio de Cortés sabemos que de 1747 a 1821, sirvió como cárcel y en ella fue alojado, en calidad de reo, don José María Morelos y Pavón. En 1855, fue sede del gobierno provisional de la República de don Juan Álvarez en contra de Santa Anna.

Entre 1864 y 1866 fue acondicionado como despacho oficial del archiduque Maximiliano, debido a sus frecuentes visitas a Cuernavaca. Restaurada la República en 1872, el Palacio de Cortés albergó al gobierno del recién electo estado de Morelos, función que desempeñó hasta que fue convertido en el museo actual.

palacio cortes 4

El recinto se integra a través de 19 salas en las que se presenta una excelente colección de objetos y piezas en su mayoría referentes a la historia general del estado.

En una segunda sección se da cuenta de la Conquista, las etapas de evangelización y el sincretismo cultural que se generó, además de abundar sobre el florecimiento comercial gracias a las industrias, en el siglo XIX, para concluir con una semblanza de los hechos más sobresalientes en el estado durante el Porfiriato y el movimiento revolucionario.