Seleccionar página

La alimentación y cómo contribuyen a nuestro cuerpo los diferentes alimentos y sus respectivos valores nutricionales es un mundo extenso y apasionante.

antojos nutrientes 1

Son muchos los datos acerca de nuestro estado nutricional que los antojos alimenticios nos pueden brindar. Si queremos nutrirnos bien, hay que aprender sobre la relación entre estas ansias de comer determinados alimentos y nutrición, ya que la forma de controlar los antojos de comida es conocer su causa.

Los antojos no son más que demostraciones de que nuestro organismo necesita nutrientes que nos hacen falta y no estamos obteniendo. El cerebro monitorea constantemente los niveles de aquellos nutrientes fundamentales para el organismo y cuando existe una deficiencia de alguno de esos nutrientes, el mensaje de pedido que emite lo recibimos como un antojo de algún alimento que contenga ese nutriente.

Por este motivo es que decimos que los antojos de alimentos no saludables se pueden controlar; bastará con reemplazarlos por alguna comida que contenga esos nutrientes que nos faltan.

antojos nutrientes 3

Para combatir estos antojos que no nos nutren, lo que tenemos que atender es cuál es la deficiencia nutricional que está detrás.

Antojos de dulces

Un deseo de comer cosas dulces puede significar una falta de ácidos grasos Omega-3. Consumir dos cucharadas diarias de aceite de lino o semillas, o aceite de coco, suplirá esa carencia. El antojo de dulces también puede tener que ver con una falta de proteínas o con fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre. Para ello evita caramelos y productos de pastelería, y elige una porción de fruta y carbohidratos como cereales integrales.

Antojo de alimentos salados

Un fuerte antojo de alimentos salados puede significar una deficiencia de sodio. Para combatirlos, puedes comer apio o pepino, alimentos que son muy buena fuente de sodio.

chocolate negro 1

Antojos de chocolate

En el caso del chocolate, la causa más común es la falta de magnesio. Para una deficiencia de magnesio, consume nueces, pescado, semillas y vegetales de hojas verdes. Y si eliges chocolate, cuida que sea un chocolate amargo de buena calidad.

Antojos de queso

Los antojos de queso pueden indicar una deficiencia de ácidos grasos esenciales. Para evitar consumir tanto queso puedes complementar con nueces, salmón y semillas de lino.

Antojos en la noche

Los antojos por la noche pueden significar una falta de nutrición durante el día. Elige alimentos con proteínas para darle a tu cuerpo los ingredientes que necesita: un huevo, un yogur, un poco de queso o un puñado de frutos secos te darán el aporte proteico necesario.