Seleccionar página

Acaba de sonar tu despertador y la luz de un nuevo día ya ilumina tus ojos. La avalancha de responsabilidades y preocupaciones todavía no te ha alcanzado. Es el momento ideal para hacer yoga y comenzar tu día con el pie derecho con estos cinco ejercicios.

yoga ejercicios 6

Ejercicio 1

Esta actividad te ayudará a relajar todos tus músculos. Ponte de pie y asegúrate de que las plantas de tus pies estén bien apoyadas. Inhala lentamente y eleva los brazos hasta que tus dedos apunten al techo. Estira tu cuerpo lo más que puedas. Exhala y desliza un brazo hacia abajo hasta que retorne a su posición inicial. En esta pose, deja que tu cabeza y cuello se relajen. Inhala nuevamente y vuelve a levantar el mismo brazo. Luego, repite este proceso con el otro.

yoga ejercicios 5

Ejercicio 2

Este ejercicio mejorará tu circulación sanguínea y oxigenará tu cerebro. Permanece de pie. Exhala y desciende el tronco hacia adelante. Flexiona un poco las rodillas y trata de que tu pecho toque tus muslos. En esta pose, deja que tu cuello y tu cabeza se relajen. Sentirás que la parte inferior de tu columna vertebral y tus piernas se estiran.

yoga ejercicios 1

Ejercicio 3

Esta actividad te servirá para canalizar tu energía en pos de los objetivos que quieras alcanzar en el día. Alinea tus pies con el ancho de tus caderas y separa los dedos lo más que puedas. Apoya las manos en tus caderas o en tu pecho. Inhala, eleva un pie y coloca la planta en la pantorrilla o en el muslo. Exhala y, si tienes suficiente equilibrio, eleva tus manos hacia arriba. Así, haz cinco respiraciones. En la exhalación de la última respiración, baja tus brazos y desliza tu pie hacia el suelo. Repite todo el proceso con la otra pierna.

yoga ejercicios 4

Ejercicio 4

Este ejercicio le concederá flexibilidad a tu columna vertebral y te inundará de vitalidad. Apoya tu cuerpo sobre tus rodillas y tus manos. Asegúrate de que tus muñecas estén debajo de tus hombros y de que los dedos de tus manos estén lo más separados posible. Tus rodillas deben estar alineadas con tus caderas y las puntas de los dedos de tus pies tienen que estar en contacto con el suelo. Inhala y eleva tu cabeza, al tiempo que desciendes tu abdomen y levantas tu coxis. Exhala, arquea tu columna hacia arriba y haz que el mentón toque tu pecho.

yoga ejercicios 2

Ejercicio 5

Esta actividad relajará tus hombros y te hará más inmune a las preocupaciones. Apóyate sobre las rodillas y siéntate sobre tus pantorrillas. Desciende lentamente tu tronco hasta que toque al suelo. Extiende hacia adelante tus brazos lo máximo que puedas. Siente como tus brazos se estiran y permanece así por cinco respiraciones. Lleva tus manos hacia atrás, coloca tu cabeza hacia un lado y respira.