Seleccionar página

Seca, grasa, mixta o sensible… ¿Sabes cuál es tu tipo de piel? Es de gran importancia conocer que tipo de piel tienes ya que así podrás aplicarte las mascarillas adecuadas para repararla.

tipos de piela1

1.- Piel normal: Se define como una piel equilibrada que funciona correctamente, es tan difícil de encontrar que podríamos considerar que casi no existe. Se trata de una piel luminosa, fina, suave, tersa y flexible, en la que no se aprecian zonas de sequedad, poros abiertos, ni otras alteraciones cutáneas como rojeces, bolsas, venitas, etc., ya que corresponde a una persona cuyo sistema circulatorio y linfático funciona correctamente y tiene un metabolismo en perfecto equilibrio.

2.- Piel seca: Es aquella que está opaca, áspera, quebradiza, los poros son diminutos y presenta arrugas y descamaciones.

3.- Piel grasa: Tiene aspecto brilloso y un tacto aceitoso, poros dilatados, granitos y/o puntos negros especialmente en las aletas de la nariz, textura resbaladiza o áspera.

4.- Piel mixta: Presenta zonas de piel seca y grasa, especialmente si esta última se concentra en la frente, nariz y barbilla (zona T).

5.- Piel sensible: Tiene tendencia a presentar rojeces, irritaciones, tirantez o picor, y a alterarse ante cualquier cambio, incluso emocional.

Entre los numerosos factores internos y externos que determinan el estado de la piel destacan el clima y la contaminación, medicación, estrés, factores hereditarios que influyen sobre los niveles de sebo, sudor y factores hidratantes naturales que produce la piel, así como los productos que utilizas y las opciones para el cuidado de la piel que se estén aplicando.

Los productos para el cuidado de la piel deben seleccionarse para que se adapten a nuestro específico tipo de piel y afronten el estado de la misma.