Seleccionar página

Una relación amorosa sana, gratificante, estimulante y placentera conlleva una importante dosis de admiración mutua. Este sentimiento, junto con la intimidad, hace que se cree un vínculo único y genuino, que satisfaga deseos y necesidades como ninguna otra relación puede hacerlo.

La admiración representa el punto de partida de una pareja: reconocer al otro como diferente, especial, misterioso y digno de nuestra atención. Esto no implica dependencia, veneración, adulación o sometimiento.

La admiración bien entendida es aquella que no se utiliza para instrumentalizar la relación, desequilibrarla o ejercer una lucha de poder. Para ser saludable debe ser recíproca y suponer un incentivo para la mejora personal. Permite que los dos se estimulen y aprendan del otro, además de que supone multiplicar los puntos fuertes que poseen como equipo y refleja el inmenso valor que se le concede al otro como “pareja irreemplazable”.

La admiración es una técnica de seducción natural, es decir, atrae como un imán. De hecho, el amor platónico se basa precisamente en la admiración, en esa sensación de brillo y perfección que tiene una persona que se mantiene lejana y que parece inalcanzable. Más allá de tomar la admiración como un rasgo propio del amor platónico, lo cierto es que esta cualidad es más que necesaria en la relación cotidiana de una pareja.

admiracion pareja 3

Admirar a una persona significa valorarla tal y como es pero también, sentir orgullo por estar a su lado. Saber que esa persona es especial para ti al cien por ciento. Por ello, eres capaz de admirarle en base a todo lo bueno que tiene: virtudes, modo de ser, capacidad de esfuerzo.

La admiración no debe de ser artificial sino que debe ser natural. Por ejemplo, la adulación forzada y el aplauso gratuito tarde o temprano se notan y se perciben como falsos. Además, esta actitud también fomenta el respeto en la pareja. Algo más que necesario cuando quieres construir un compromiso sólido a largo plazo dentro de una historia de amor que crece y se desarrolla a lo largo de los años.

¿Dejar de admirar supone el fin de la relación? No puede afirmarse con rotundidad. Suele conllevar una crisis, que pone sobre la mesa la posibilidad de ruptura. El fin de la admiración implica que, al menos, uno de los dos deja de creerse excepcional y valioso; mientras que el otro pasa a sentirse desmotivado y carente de estímulos.

¿Qué podemos hacer para que nuestra pareja nos siga admirando?

admiracion pareja 1

– Quererse a uno mismo: Si poseemos una buena dosis de autoestima, seguimos evolucionando por nosotros mismos, seguimos cuidándonos por dentro y por fuera, nuestra pareja seguirá admirándonos como el primer día.

– Ayudarse mutuamente: Si nos ayudamos, si nos sentimos queridos y apoyados, nuestro amor seguirá creciendo y se hará más fuerte. Y nuestra pareja nos seguirá admirando aún más que al principio.

– Escuchándose el uno al otro: Si vamos callando todo aquello que no nos gusta de nuestra pareja y no se lo hacemos saber, iremos creando una mala imagen de la persona de la que un día nos enamoramos. No te duermas sin haber resuelto tus diferencias con tu pareja. No permitas que deje de admirarte y no te permitas dejar de admirarla.

– Intentar sobreponerse a la rutina: Complicado, pero sorprender a nuestra pareja con un beso inesperado o salir a cenar como antes, son algunas de las fórmulas para salir de la rutina y mantener la admiración.