Seleccionar página

Solo una persona con una vida interesante puede dar vida a los personajes tan simpáticos y enrevesados de una de las series animadas con más éxito de todos los tiempos, “Los Simpsons”.

matt groening 2

Matt Groening heredó de su padre la habilidad de dibujar. De hecho, se pasaba las horas de clase dibujando, lo que provocó que visitara en demasiadas ocasiones la dirección del colegio. Su experiencia en el instituto no fue demasiado distinta; seguía sin atender las explicaciones de sus profesores y dibujando, y se animó a colaborar en el periódico del instituto, del que acabaron echándole.

Debido a sus malas notas, Matt Groening acabó en la universidad pública de Olympia, graduándose en 1977, para partir hacia Los Ángeles con el ánimo de convertirse en escritor profesional; sin embargo, sus primeras experiencias fueron decepcionantes a todos los niveles.

Pero en 1985, Groening recibió una llamada que cambió su vida. James L. Brooks, un reputado director y productor con varios Oscar y Emmys en su haber, le propuso una idea para crear cortos de animación en “The Tracey Ullman Show”, un programa de variedades que disfrutaba de gran éxito y buscaba unos personajes para convertirlos en los protagonistas de las cortinillas que debían pasarse antes y después de los anuncios.

Según la leyenda, fue quince minutos antes de su cita con Brooks cuando el creador de “Los Simpsons” dibujó en un papel a los cinco componentes de una familia. Se trataba del padre (Homero), la madre (Marge), dos hijas (Lisa y Maggie) y un hijo (Bart). Groening buscó los nombres de sus personajes entre los miembros de su familia: Homer era el nombre de su padre; Marge, el apodo cariñoso de su madre, y Lisa y Maggie los nombres de sus hermanas pequeñas.

Los ejecutivos de la Fox, canal de televisión que emitía The Tracey Ullman Show, propusieron a Groening y a Brooks convertir a estos personajes en los protagonistas de una serie que, de momento, tendría trece capítulos de media hora y como suele decirse, el resto es historia.

Desde que en 1989 empezara a emitirse “Los Simpsons”, su éxito no haría más que crecer, llegando a producirse cientos de capítulos. La serie se ambientó en una ciudad ficticia que llevaba el nombre de muchas poblaciones estadounidenses, Springfield, un microcosmos que concentra su actividad en la central nuclear, el estadio de fútbol, el juzgado, el ayuntamiento, el centro comercial y el bar de Moe, y cuyo fundador fue un pirata llamado Jebediah Springfield.

matt groening 3

En ese contexto, Los Simpsons se mostró desde el principio como una serie con un tono muy crítico con la sociedad y la cultura estadounidense en general. Sus personajes no son en absoluto modelos a seguir; al contrario, la mayoría son individuos esquizofrénicos, celosos y zizañeros que buscan la forma de hacer daño al prójimo y se muestran de lo más egocéntricos.

Groening muestra el lado más oscuro del ser humano en “Los Simpsons”, por supuesto con el sentido del humor y la caricaturización que son una constante en las series de animación, pero sin ningún tipo de miramiento hacia sus creaciones y hacia la sociedad y la política estadounidense en general, lo que le ha generado algún pequeño conflicto.

Con el tiempo, “Los Simpsons” se han convertido en los protagonistas de un exhaustivo merchandising, que incluye tazas, ropa, CD, videojuegos, muñecos y cómics. Pero el éxito de esta familia no evitó que Groening volviera a demostrar que es un creador inquieto, y así, en 1999, empezó a emitirse una nueva serie de animación para la televisión, concebida por él y titulada “Futurama”, que cuenta la historia de Fry, un joven repartidor de pizzas que en uno de sus viajes visita un laboratorio genético y, por accidente, acaba congelado en vida.

Matt Groening, nacido el 15 de febrero de 1954, no sólo tiene el honor de haber creado la serie de animación más popular de la televisión, también ha demostrado que los dibujos animados pueden dirigirse al público adulto, siendo “Los Simpsons”, hoy por hoy, la serie de animación estadounidense que más años ha ocupado el “prime time” en la parrilla televisiva desde “Los Picapiedra”, todo un hito histórico.