amor-rosas-rojas-corazones-de-cristal-rojos-san-valentin

Existen varias teorías sobre el origen del Día de San Valentín. Tal vez la más creíble sea la de Valentín, un sacerdote romano que, desafiando el mandato del Emperador Claudius II, continuó casando en secreto a los soldados a quienes se les había prohibido contraer matrimonio bajo el supuesto de que los soldados solteros tenían mejor desempeño. Cuando el Emperador se enteró de aquellas bodas secretas, mandó a encarcelar a Valentín para, posteriormente, ejecutarlo.

La fecha de su ejecución fue un 14 de febrero del año 270, no sin antes dejarle una última carta a la mujer de la que se había enamorado durante su encarcelamiento, nada más ni nada menos que la hija de su carcelero.

Este escrito sería -literalmente- la primera carta de amor de San Valentín, de la cual proviene la famosa frase en inglés: “Be my Valentine”, ya que según la leyenda, esta misiva fue firmada como “De tu Valentín” (From your Valentine).

Para el año 496, el Papa Gelaius I estableció oficialmente la celebración de San Valentín el día 14 de febrero.

Aunque la historia del origen del día está rodeada de misterios, nada ha impedido que en la actualidad sea celebrado desde Japón hasta Estados Unidos y en muchos países de América Latina y el Caribe.