Seleccionar página

Pionero de técnicas como el flujo de conciencia y el monólogo interior, James Joyce a menudo es reconocido como uno de los escritores con mayor elocuencia y cosmovisión literaria.

james joyce 3

Su obra más conocida, “Ulises”, fue objeto de agudas críticas y obtuvo tanto detractores como devotos admiradores. Tras ser denostada largos años en los que su sola mención constituía una provocación, pasó a considerarse una de las grandes obras literarias de todos los tiempos.

La magistral destreza de Joyce para mostrar al lector todos los rincones del alma de su protagonista, Leopold Bloom, de la manera más cercana y familiar, recibió finalmente un bien merecido reconocimiento literario.

Nacido el 2 de febrero de 1882, en una pequeña localidad del sur de Dublín, Joyce estuvo interno en un colegio de jesuitas, que se vio obligado a abandonar tras la ruina del padre, cuando contaba nueve años; pero su formación, que siempre reivindicó, le inculcó un espíritu riguroso y metódico que se refleja incluso en sus composiciones literarias más innovadoras y experimentales.

Manifestó cierto rechazo por la búsqueda nacionalista de los orígenes de la identidad irlandesa, y su voluntad de preservar su propia experiencia lingüística, que guiaría todo su trabajo literario, le condujo a reivindicar su lengua materna, el inglés, en detrimento de una lengua gaélica que estimaba readoptada y promovida artificialmente.

james joyce 4

En 1902 se instaló en París con la intención de estudiar literatura, pero en 1903 regresó a Irlanda, donde se dedicó a la enseñanza. En 1907 apareció su primer libro, el volumen de poemas “Música de cámara” y en 1912 volvió a su país con la intención de publicar una serie de quince relatos cortos dedicados a la gente de Dublín, que apareció finalmente en 1914.

Durante la Primera Guerra Mundial vivió pobremente junto a su mujer y sus dos hijos en Zúrich y Locarno. La novela semiautobiográfica “Retrato del artista adolescente”, de sentido profundamente irónico, que empezó a publicarse en 1914 en la revista “The Egoist” y apareció dos años después en forma de libro en Nueva York, lo dio a conocer a un público más amplio.

Pero su consagración literaria completa sólo le llegó con la publicación de su obra maestra “Ulises”, novela que explora meticulosamente 24 horas en la vida del protagonista, durante las cuales éste intenta no volver a casa, porque sabe que su mujer le está siendo infiel.

James Joyce with Nora Barnacle

La obra de Joyce está consagrada a Irlanda, aunque vivió poco tiempo allí, y mantuvo siempre una relación conflictiva con su realidad y conflicto político e histórico. Sus innovaciones narrativas, así como la exquisita técnica mediante la que desintegra el lenguaje convencional y lo dobla de otro, completamente personal, simbólico e íntimo a la vez, y la dimensión irónica y profundamente humana, lo convierten en uno de los novelistas más influyentes y renovadores del siglo XX.