Seleccionar página

Mauricio Garcés es un referente de la cultura mexicana, el primer “mirrey” que vimos en pantalla grande y una mención obligada para hablar de una época del cine y de la vida social mexicana.

mauricio garces 2

Durante los años sesenta y setenta representó el estereotipo del soltero millonario y mujeriego que sólo busca divertirse. La mirada, el bigote sexy, los trajes perfectos, la bata coqueta de seda y la copa de coñac lo hicieron un ícono.

Las opiniones están muy divididas sobre su sex appeal; hay quienes dicen que su personaje es un tanto femenino, otros que lleva una masculinidad más suavizada, otros que sus frases llevan cierta carga misógina y de violencia enmascarada, pero más allá de todas estas posturas, lo cierto es que la forma de parecer menos peligroso le daba resultado y conseguía su propósito de conquistar a la mujer en cuestión.

Mauricio Férez Yásbek nació el 16 de diciembre de 1926 en Tampico, Tamaulipas, y pronto abandonaría su carrera de ciencias químicas para introducirse en el mundo de la farándula mexicana.

Su carrera como actor contó con el apoyo de su tío, el productor José Yásbek, quien lo incluyó en el reparto de “La muerte enamorada”, y a partir de esa película es que adoptó el apellido artístico Garcés por considerar que la letra G podría traerle buena suerte y convertirlo en una estrella del calibre de sus ídolos Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant.

Inicialmente su carrera estaba enfocada al género dramático y de suspenso, interpretando versiones serias de galanes. La versión cómica del personaje de galán otoñal, elegante y mundano que lo hiciera tan famoso fue desarrollándose al ir interpretando en varias ocasiones papeles similares en películas cuya temática se iba haciendo cada vez más ligera y cómica.

Este personaje finalmente quedó plenamente desarrollado en “Don Juan 67”. Fue la primera de una serie de comedias fílmicas en las que interpretó a su alter ego Mauricio Galán al lado de las más bellas actrices de la época como Maura Monti, Silvia Pinal, Zulma Faiad, Elsa Aguirre, Rossy Mendoza, Nora Larraga “Karla”, Patricia Aspillaga, Amedeé Chabott, Irlanda Mora, Barbara Angely, Marcela López Rey, Isela Vega, Norma Lazareno, entre otras.

Paradójicamente, en contra de sus interpretaciones de galán conquistador de mujeres, Mauricio Garcés era de personalidad tímida y retraída. Permaneció soltero a lo largo de toda su vida, pese a que le llovían mujeres, viajes, entrevistas, reconocimiento, cariño del público y una que otra polémica.

Perdió grandes cantidades de dinero por su afición a las apuestas y juegos de azar, cosa que hizo muy complicado en la última década de su vida, costear el tratamiento de enfisema pulmonar que afectó su salud por su adicción al tabaco, muriendo en 1989 y haciéndonos terrible el haberlo tenido y después perderlo.