Seleccionar página

Nadar es el mejor ejercicio para el organismo, se trata de una forma de liberar tensiones y de relajarse a más no poder; sin embargo, pocos nadadores aficionados conocen sobre los beneficios de hacer ejercicios de estiramiento antes y después de nadar.

estiramiento nadar 1

La realidad es que siempre deberíamos de hacer estiramientos sea cual sea el deporte que vayamos a practicar. Los estiramientos son parte importante del calentamiento y ponen a punto los músculos para el ejercicio principal. En la piscina son muchos los que dejan a un lado los estiramientos.

Antes de nadar es importante hacer estiramientos, casi todo el mundo se mete en la piscina y comienza a nadar como un loco sin pensar en las posibles lesiones. Incluso, antes de entrar en el agua es conveniente estirar los músculos más implicados: pectorales, biceps, triceps, y musculatura del tren inferior.

Además debemos tener en cuenta que al entrar en el agua hay una diferencia notable de temperatura, con lo que si hacemos un calentamiento previo será mucho mejor. Un par de largos a bajo ritmo y volver a estirar ya dentro del agua será perfecto para acabar el calentamiento antes de ponernos a entrenar.

Por si fuera poco, también podemos hacer uso de los elementos de la piscina como las escalerillas para ayudar en los ejercicios de estiramiento. Agarrándonos de las dos barras de la escalera podemos estirar los dorsales, o podemos utilizar los peldaños para estirar los gemelos, así como aprovechar el bordillo y apoyar la mano y girar el tronco para estirar los pectorales.

estiramiento nadar 3

Sobre todo cuando estamos iniciándonos en la natación, los pequeños músculos del pie pueden sufrir calambres por el sobreesfuerzo y la incorrecta técnica, estira bien la zona plantar para evitar estos pequeños calambres.

Por último, si te fijas en los nadadores profesionales, su espalda siempre es muy firme, nadie puede negar que durante la natación esta zona se trabaja a tope. Para estirar la espalda debes sentarte en el suelo, doblar la pierna izquierda y llevar la derecha hacia atrás. Luego debes estirar los brazos hacia arriba y arquear un poco la espalda. De esta forma estarás tonificando y estirando los músculos del cuello a la espalda.