Seleccionar página

Todos disfrutamos de la Navidad, pero antes de que la vorágine de la temporada nos arrastre en la inercia del consumismo, es momento de armarnos con los principios ecológicos con los que podemos vivir una época más verde.

tips

Aquí algunos consejos:

1.- Renta un árbol vivo o uno que aún esté plantado en una maceta. Cuando pase la Navidad lo puedes trasplantar a tu jardín o parque más cercano.

2.- Regalar una mascota implica una profunda reflexión. No hay que tomar a la ligera la concientización previa, ya que lejos de ser un mero “juguete” requieren de la responsabilidad y los cuidados de su dueño.

3.- Al hacer tu lista de regalos procura tener en mente que éstos sean amigables con el planeta o que el fabricante tenga un plan de reciclado de los productos cuando se termine la vida útil de éstos.

4.- Si vas a regalar algo verde, asegúrate de que la persona que lo reciba lo sepa, de esta manera podrás sembrar en otros la semilla de la conciencia ecológica.

5.- No des regalos que vayan a terminar escondidos en un armario. Obsequia algo útil y “verde”.

6.- Evita las envolturas para regalos con acabados metálicos, no sólo toman muchos años en degradarse, sino que además al ser quemados liberan gases tóxicos. No tires el envoltorio de los regalos que recibas, puede servir para otras ocasiones.

7.- Las baterías son uno de los contaminantes más agresivos y el consumo de éstas durante la temporada navideña y las semanas subsecuentes es altísimo. Como parte de tu regalo, considera comprar además del juguete un set de pilas recargables y su cargador. Elige juguetes instructivos y pedagógicos.

8.- No todo tiene que ser objetos. Regala cultura: entradas al teatro, suscripción a una revista, viajes a un sitio ecoturístico, etc.

9.- Las fiestas también pueden ser bonitas limitando el derroche excesivo del alumbrado (recomendamos limitar a un máximo de 3 horas diarias). Si piensas comprar decoraciones navideñas prefiere aquella cuyas luces sean tipo LED.

10.- Crea tus propias decoraciones navideñas utilizando materiales amigables con el medio ambiente.

11.- Si decides utilizar platos, vasos, tenedores, cualquier producto desechable, adquiere los que están hechos a base de fécula de maíz, papa, etc. ¡Jamás unicel!

12.- Para la cena, elige productos locales. En algunos casos, los ingredientes de la cena de Nochebuena viajan más de 5,000 km antes de llegar al plato.

(Fuente: Expo En Verde Ser)