Seleccionar página

Mucho o poco hemos escuchado acerca del Trastorno “Bordeline”, este padecimiento también conocido como trastorno límite de la personalidad; sin embargo, con el paso de las décadas ha habido avances significativos que llamarán tu atención al conocer más de este trastorno de personalidad.

cigarro esquizofrenia 2

Las personas que padecen este trastorno se caracterizan por tener un carácter inestable, poca tolerancia a la frustración, toman decisiones riesgosas y dejan todo para último momento.

Es evidente que son personas que muestran operatividad, es decir, se comportan como cualquier otra, trabajan o estudian, no se nota de inmediato que son víctimas del padecimiento, pero llega un punto en el que la reacción que experimentan por dentro desata estrés en su pensamiento y a la vez, pueden experimentar conductas disociales.

Fue hasta 1980 que los psicólogos identificaron el Trastorno Límite de la Personalidad o Trastorno “Borderline” (en inglés). Se llama ‘límite’ porque se consideró que estaba entre la neurosis y la psicosis, es decir, entre un trastorno psicológico que todavía puede ser controlado y lo que comúnmente se llamaría “locura”.

borderline 1

Un “borderline” podría ser mitómano y con una tendencia clara a caer en alguna adicción. Otro rasgo que caracteriza a las personas afectadas por ese trastorno es su poca tolerancia a las frustraciones. Puede suceder que un “borderline” atraviese un problema y pelee con alguien, entonces es capaz de abandonar sus estudios debido a esa situación, pues no puede afrontar con facilidad una frustración. Pero también son manipuladores y hábiles para manejar a los demás según su conveniencia e interés.

Hace algunos años la ciencia catalogaba a este padecimiento como una forma de bipolaridad; sin embargo, a pesar de existir relación, no se trata del mismo padecimiento y actualmente se puede concluir que la bipolaridad tiene una causa genética, mientras que un “borderline” tiene una carga social y de cómo se fue formando a esa persona.

Este trastorno está relacionado con la crianza sin límites que recibió la persona en cuestión a una edad temprana, en donde la responsabilidad como elemento básico de formación integral del ser humano no llegó a culminarse como parte fundamental de su formación.

borderline 3

Existen diversos enfoques para tratar a un “borderline” que van desde la terapia psicológica hasta la internación en un hospital psiquiátrico. La primera es un paso inicial recomendable, pues ahí es posible evaluar la gravedad del problema y saber si será suficiente con la psicoterapia, la cual puede enfocarse en el control de impulsos.

Cuando los ataques son más frecuentes o más intensos, es recomendable buscar la atención psiquiátrica donde se pueden suministrar medicamentos, para regular la neuroquímica, desbalances de serotonina o dopamina.