Seleccionar página

Hace algunos ayeres la vida sin celulares, laptops, tablets, etc., era una infancia divertida, creativa y sin preocupaciones; tenías que pedir permiso a tus papás para salir todas las tardes a jugar con tus vecinos a la calle, ¿recuerdas esos buenos tiempos? Aquí te traemos los 10 juegos más populares que marcaron nuestra niñez.

las escondidas

1.- La comidita.

En este juego se utilizaba totalmente la imaginación. Muchas niñas contaban con su propio jueguito de té o trastecitos  y preparaban los más ricos platillos que podían ser de comida pequeñita, quizas dulces o fruta o tal vez jugaste a hacer comida a base de lodo, palitos de árbol y hojas.

2.- Las canicas.

Los niños adoraban jugar canicas, coleccionaban las que les ganaban a sus oponentes, y además eran bellísimas. Había de todos los colores y hasta tenían nombres como por ejemplo: las payaso, las ojo de agua, las diablito, etc.

3.- Stop.

Seguro la emocionante frase: “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…” te trae excelentes recuerdos ya que todos corríamos hasta que al que se le declaró la guerra decía “stop” para que todos se detuvieran; lo divertido consistía en calcular en cuántos pasos llegabas al niño más cercano.

4.- Resorte.

Dos niñas eran como postes mientras otra brincaba, había diferentes canciones y con cada una brincabas diferente. El resorte era subido (de altura) conforme pasabas de nivel. Era super accesible ya que solo tenías que ir a una papelería a comprar unos cuantos metros de resorte.

5.- El avioncito.

Un gis era suficiente para pintarlo en el suelo, no había límite de tiempo ni edad. Una de las principales reglas era no pisar raya cuando arrojaras un papel sobre una de las casillas para que la saltaras.

6.- Las “traes”.

La frase más famosa “Tú las traes”, fue dicha por todos los niños mientras corríamos por todos lados esperando no ser tocados.

7.- Encantados.

Conocido también como congelados o atrapados, básicamente eran el mismo juego ya que la idea era atraparnos unos a otros, excepto que si te tocaban te quedabas quieto hasta que alguien llegara y te desencantara.

8.- Brincar la cuerda.

De forma individual, con nuestra mejor amiga o en grupos grandes, se trataba de ver quién hacía mayor número de saltos o intentaba nuevas técnicas, pero lo interesante era cuando se saltaba en forma grupal cantando canciones.

9.- ¿Lobo estás ahí?

Esa épica canción que juegan los niños de preescolar mientras giras con tus amigos tomados todos de las manos. ¿”Lobo estas ahi”? es una frase muy singular para muchos de nosotros, en el juego un niño era el lobo y los demás esperábamos no ser atrapados por él.

10.- Las escondidas.

La adrenalina que se sentía al correr y esconderse era inigualable ya que nadie quería perder.

¡Recordar es volver a vivir