Seleccionar página

Ser madre y mujer trabajadora es una difícil tarea que hoy en día muchas mujeres lo hacen. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre las dos? Hay que hacer malabares para no descuidar ni el trabajo ni los hijos, pero como buenas multitareas, las mujeres lo pueden casi todo.

Organiza el día la noche anterior

Si dejas todo para la mañana enloquecerás, ya que no siempre contarás con el tiempo necesario para organizar tu día y el de tus hijos. La mejor solución es organizar todo la noche anterior o el día anterior.

“¿Qué hago de comer?, ¿A dónde los llevo?, ¿Qué horario?” son preguntas que será mucho mejor plantearlas el día anterior para no comenzar el día como loca.

Deja ir la culpa

Quizá no pases todo el tiempo que desees con tus hijos, pero no deberías culparte por ello. Cuando la culpa te invada piensa que estás trabajando para su beneficio, y que con tu salario puedes brindarle lo mejor.

Arma un calendario familiar

Crear un calendario donde poner los eventos que tiene cada integrante de la familia es muy importante. Podrán acceder todos y además podrán organizar actividades familiares que no se intercalen con actividades personales.

organizacion madre trabajadora 1

Haz una lista para elegir guardería

¿Qué deseas que tenga una guardería? Realiza una lista con lo que más te gustaría para tus hijos y pide referencias de guarderías a tu círculo más cercano. Luego de tener las dos listas podrás encontrar la guardería ideal para tus hijos.

Conéctate durante el día

Conectarse en los ratos libres con los hijos tiene muchísimos beneficios. No solo podrás saber cómo se encuentran, sino que el lazo de familia se seguirá fortaleciendo. Comunicarse en los tiempos libres durante el trabajo para saber cómo están, para desearles éxito o por el simple hecho de hablar, puede ser una muy buena manera de equilibrar ambas cosas.

Estas cinco maneras de encontrar el equilibrio entre trabajar y ser mamá te pueden ayudar muchísimo. Encontrar el equilibrio hará que te sientas en paz contigo, y puedas dedicar tiempo a las dos cosas sin sacrificar mucho.