Seleccionar página

El reciclaje convive en nuestros hogares diariamente, pero, ¿qué pasa en nuestro lugar de trabajo? ¿Somos igual de ecológicos en casa que en las empresas?

ahorro oficina 2

Cuando generamos un residuo, debemos tener claro en qué lugar depositarlo y para ello las empresas deben facilitar a los trabajadores los recipientes adecuados para las diferentes fracciones. Aparte de los tradicionales contenedores verdes, amarillos y azules, las organizaciones deben disponer de diferentes bolsas para que los empleados puedan separar y reciclar de forma eficiente.

Pero esto no nada más se queda en la basura que se genera; también en todo ese material que se puede reusar, así como el ahorro de éstos. Aunque pueda parecer una obviedad, muchas personas gastan más de lo necesario en ello. Para que eso no suceda, puedes comenzar a aplicar los siguientes consejos para que haya un ahorro significativo en los recursos materiales de tu oficina:

Impresiones

Imprimir sólo lo necesario. Hay cosas que no son necesarias imprimir o incluso que se pueden copiar a mano en una pequeña hoja. Además, hay que usar hojas recicladas para uso más personal o interno, como lados en blanco, sin imprimir, fotocopias fallidas, etc.

Una buena idea es crear un sistema de limitación de uso de impresora. También hay que tener en cuenta el uso de cartuchos compatibles, siempre que den buen resultado; así como preferir impresiones en blanco y negro a las de color.

Ahora bien, piensa bien si es necesario imprimir o si puedes enviar el documento en otro sistema de comunicación como correo electrónico o subirlo a la “nube”. Si no, antes de imprimir comprueba que todo está correcto.

ahorro oficina 3

Vencer adicción por los gadgets

A muchos nos gusta tener los últimos gadgets del mercado. Es una forma de mantener la imagen social o profesional que queremos, y tratamos de justificarlo llamándolo “herramienta de trabajo”. Aun así, es raro que un usuario utilice la última tecnología a más del 30 por ciento de su capacidad.

Pregúntate si las compras que haces suponen claramente una herramienta que incrementa tus ingresos, o si van a suponer sólo una responsabilidad económica. Si realmente necesitas ese nuevo celular o computadora, quizá puedas comprarlo de segunda mano, o cuando haya alguna oferta especial.

Consigue mejores precios de tus proveedores 

Si realmente quieres ahorrar dinero, debes evaluar trimestralmente las facturas de tus proveedores, y mejorar los acuerdos que tienes con ellos.

Una buena negociación puede ayudar a ahorrar hasta un 40 por ciento de los gastos de una oficina, mejorando las condiciones con tus proveedores.

ahorro oficina 4

Comunícate por email y Skype

Hay ciertas cosas que se pueden hacer por correo, pero por otro lado, hay otras que se pueden resolver telefónicamente. Para que el recibo baje en costo, se puede preguntar a los socios, clientes, proveedores, etc., si cuentan con alguna cuenta de Skype y conectar con ellos por este sistema de llamadas gratis. Además, puedes realizar videoconferencias o utilizar sólo el audio si lo prefieres. Sólo es necesaria una conexión a Internet y tu computadora o smartphone compatible.