Seleccionar página

Estos tips son funcionales únicamente si tu examen es tipo “test”, es decir, si tiene respuestas múltiples. Si vas a responder al azar es obvio que acertarás una de las opciones; imagina que son 4, se espera que un 25% de las respuestas sean correctas. ¡Checa estos increíbles tips y lograrás pasar tu examen!

examen de respuestas multiples

1. Si una respuesta es más larga, es la respuesta correcta. ¿Por qué un profesor se iba a esforzar en escribir una opción larga, si esa no fuese la correcta? Suena lógico ¿no crees?

2.- Asegura primero las preguntas que sí te sabes, te servirá para identificar las siguientes respuestas, pues las preguntas anteriores y posteriores no suelen repetir la misma opción.

3.- Las alternativas que tienen palabras como “nunca” o “siempre” son falsas. Cuando un profesor quiere realizar alternativas falsas, con frecuencia usa estas palabras. Como habitualmente casi todo tiene excepciones, con estas dos palabras se crean alternativas falsas de un modo muy simple.

4.- Comienza descartando, hay opciones que son imposibles por lógica. Es una regla no escrita en los exámenes tipo test, casi siempre hay una opción que se puede descartar. A veces no depende ni siquiera de la pregunta, sino de las respuestas.

5.- Si hay varias alternativas, y solo una contiene un número, esa es falsa. Si un profesor quiere que los alumnos ‘muerdan’ el anzuelo, lo más fácil es dejar la afirmación verdadera que viene en los apuntes… pero con un cambio en el dato numérico.

6.- Las alternativas con la conjunción “y” son falsas”. Escoger respuestas verdaderas y acompañarlas con un dato falso es más fácil que tener que inventarse una alternativa falsa de la nada. Por tanto, una opción para hacer falsa una respuesta verdadera de los apuntes es añadirle una extensión (y que esta sea falso).

7.- Un poco de historia te servirá de mucho, te presentamos a la “ley de Benford”. A finales del siglo XIX, el astrónomo Simon Newcomb observó que las páginas correspondientes a los dígitos 1, 2 y 3 de los libros de tablas de logaritmos que había en la biblioteca estaban más gastadas que las correspondientes a dígitos altos como 7, 8 o 9. Cincuenta años más tarde -y de forma independiente- el físico Frank Benford formuló que, en números de varias cifras que provengan de medidas, la probabilidad de que el primer dígito no nulo sea 1 es del 30.1%. El resto de los dígitos van decreciendo en escala logarítmica teniendo para el 2 un 17.6% y siendo el menos probable el 9 con un magro 4.6%. Es decir, apuesta por las respuestas que empiecen por 1.

Estos tips solo aplican para casos de emergencia en los cuales no pudiste estudiar por algún problema personal. Nada como poner la mayor atención en clase y repasar adecuadamente antes del examen. ¡Mucha suerte!