Seleccionar página

La genética representa una parte importante en el rendimiento deportivo; determina las aptitudes en un deporte más que en otro, pero no afecta en absoluto a la forma física.

abdominales correr 1

Que seas aficionado, campeón en ciernes o atleta consagrado, la buena forma no se decreta, se aprende y se trabaja; sin embargo, hay algunos ejercicios que son inútiles y que seguimos haciendo debido a ideas que son erróneas:

Perder grasa en el vientre haciendo abdominales

Se trata de una de las creencias más tenaces y extendidas sobre la actividad física; sin embargo, no es posible perder grasa haciendo ejercicios localizados. Así que conviene olvidarse de las publicidades para aparatos de fitness que pretenden lo contrario.

Durante un esfuerzo físico, las grasas que quema el músculo en acción son canalizadas por la circulación sanguínea y proceden de todo el organismo. De esta forma, hacer abdominales no quema la grasa del vientre. Correr hace que se pierda la grasa de todo el cuerpo y no sólo la de las piernas, debido a un gran desgaste energético que se produce en los ejercicios cardiovasculares.

Algunos minutos de cardio por semana son suficientes

La actividad física frecuente permite mejorar la resistencia cardiovascular, pero para que los efectos del entrenamiento sean beneficiosos, hay que subir la frecuencia cardíaca entre 60 y 80 por ciento. Concretamente, esto equivale a una sesión de más de treinta minutos, tres veces por semana como promedio. En caso de actividades menos intensas, como caminar, es necesario mantener el esfuerzo todos los días.

Estirarse antes del entrenamiento

Se trata de un mito muy recurrente entre deportistas. Si sólo se realiza un estiramiento estático antes del esfuerzo, se estira tanto la fibra muscular que se corre el riesgo de hacerse daño, provocando microdesgarres. Lo mejor es desarrollar la flexibilidad antes del esfuerzo, combinando estiramientos estáticos y dinámicos.

Para comenzar la sesión de entrenamiento es recomendable reproducir los movimientos del deporte, primero de forma suave, y luego acentuando progresivamente la intensidad.

estiramientos 1

Sudar permite eliminar las toxinas

Si permite controlar la temperatura corporal a un nivel constante, la sudoración no es en verdad ningún medio para eliminar toxinas. Un análisis científico determinó los componentes bioquímicos del sudor, el cual está constituido de agua en un 99 por ciento, y minerales. Las toxinas y todas las sustancias tóxicas son filtradas por el hígado y los riñones, y no a través del sudor.

Una vez en forma, se para el entrenamiento

Conservar una buena condición física no termina nunca, con el riesgo de retroceder si se deja de hacer ejercicio. La ecuación es muy sencilla: una vez que se ha alcanzado una buena forma, se debe continuar en ese sentido, y ejercitarse de dos a tres veces por semana.