Seleccionar página

El patinaje sobre hielo es una disciplina que surge como consecuencia de una necesidad de desplazarse por zonas frías.

patinaje hielo 1

Este deporte característico de invierno, consiste en realizar piruetas, giros y acrobacias patinando sobre una zona de hielo. Puede ser tanto individual como en pareja y ahora hay muchas instalaciones para poderlo practicar.

En la actualidad este deporte se ha convertido en uno de los preferidos por las mujeres a la hora de elegir una actividad que entretenga y haga bien al cuerpo.

Contrariamente de lo que la mayoría de la gente piensa, el patinaje sobre hielo no solamente trabaja el tren inferior del cuerpo. Sí es cierto que gran parte de la fuerza que ejercemos durante su práctica recae sobre esta zona del cuerpo, pero no solamente se centra ahí, ya que el resto de partes como los abdominales, brazos y espalda forman parte de los músculos que intervienen en el patinaje.

patinaje hielo 4

Es importante que tengamos en cuenta que es un deporte en el que se combina ejercicio aeróbico con el entrenamiento de la fuerza, ya que estamos en constante movimiento, pues en el patinaje buscamos el desplazamiento.

En un principio iremos poco a poco, pero a medida que dominemos la actividad agarraremos más velocidad y aguantaremos más tiempo. En este momento será cuando más rendimiento le sacaremos y cuando obtendremos los mayores beneficios para nuestro organismo, concretamente trabajaremos el sistema respiratorio y el cardiovascular.

En el patinaje sobre hielo es importante mantener el equilibrio y tener la suficiente fuerza para poder desplazarnos. Para conseguir esto es importante que mantengamos una postura adecuada. La espalda debe estar siempre recta, algo que conseguiremos mediante la contracción abdominal, la flexión de los hombros y la correcta colocación de las piernas. De esta manera estamos implicando a numerosas partes del cuerpo en el ejercicio.

patinaje hielo 3

El patinaje sobre hielo requiere para muchos de sus movimientos una fuerza repentina. A esto se le conoce como ejercicios explosivos, en los que para su ejecución se necesita mucha energía y fuerza. En este punto es donde entran en acción los músculos del cuerpo que se verán trabajados de esta manera. Por este motivo es importante que tengamos una buena constitución física para poder afrontar las rutinas.

Con el patinaje sobre hielo trabajaremos muchos músculos en profundidad, ya que cada movimiento que realizamos conlleva un esfuerzo que repercutirá en ellos. Esto convierte al patinaje en una actividad completa y llena de beneficios para el organismo. Una buena forma de practicar deporte en invierno sin perder el tono muscular en ningún momento.