Seleccionar página

Todas las personas deben hacer ejercicio de acuerdo a su edad. Es bueno que cuando los niños son pequeños, se les motive a realizar ejercicio o actividad física para que vayan fortaleciendo sus músculos y generando una condición física.

nino pesas 1

Ciertamente hay diferentes formas de hacer ejercicio y una de las más comunes en los adultos es ir al gimnasio, pero ¿esto podría funcionar para un niño?

Hoy en día, con las actividades diarias y el poco tiempo para realizarlas, hay ocasiones que los pequeños tienen que acompañar a sus padres al gimnasio. La reacción de varias personas puede ser de sorpresa, asombro y enojo; pero, ¿realmente es malo?

El gimnasio tiene muchísimos aparatos para fortalecer distintas partes del cuerpo y para hacer ejercicios de cardio. Algunos de estos lugares se restringen para mayores de 15 años, pero eso lo hacen porque es más fácil que un niño se lastime y no les conviene que se lastimen en sus instalaciones.

Realmente que un niño vaya al gimnasio no es tan malo, siempre y cuando evite hacer pesas y usar aparatos que lo puedan lastimar, pero que esté en la caminadora o en la bicicleta no tiene nada de malo.

Lo que sí es una desventaja del gimnasio para los niños es que puede llegar a ser bastante aburrido. Si para los adultos es tedioso, para los niños puede ser más y puede que en vez de que les guste hacer ejercicio, lo odien.

nino pesas 3

Hay muchas otras maneras en las que un niño puede hacer ejercicio cardiovascular y de fuerza mientras se divierte. Una de ellas es practicar un deporte, más si es de equipo. Definitivamente es más divertido, puede hacer amigos y generar otras habilidades.

También, los niños probablemente preferirían salir a jugar a un parque en lugar de estar encerrados en el gimnasio. En los parques pueden correr con sus amigos, usar el pasamanos para fortalecer brazos, escalar en algunos juegos, etc.

En conclusión, es muy bueno fomentar el ejercicio físico diario en los niños, pero no necesariamente tiene que ser en el gimnasio, puede ser en lugares más divertidos.

Si de plano no se puede encargarlos cuando vamos y los tenemos que llevar con nosotros, es conveniente que un adulto los vigile para evitar que se lastimen y no dejarlos hacer pesas o aparatos que sean muy pesados, por lo menos hasta que cumplan 15 años.