Seleccionar página

Cuando los colaboradores de una compañía almuerzan o comen en su escritorio mientras están trabajando, a simple vista puede parecer que han encontrado la forma ideal de ahorrar tiempo e incrementar su nivel de productividad.

comer escritorio 1

Esto puede tratarse de una idea realmente engañosa, ya que podría limitar tu atención, afectar la calidad de tus tareas e incluso, dañar tus relaciones interpersonales, por lo que las empresas responsables no deben de ninguna forma incentivar estas prácticas.

Te compartimos las razones por las que no debes comer en tu escritorio, así como tips para adoptar una cultura empresarial que apoye la toma de descansos:

Dar un descanso a tu cerebro

Nuestra energía cerebral debemos distribuirla de manera que se pueda ser productivo. Si se gasta más de la cuenta, nuestros esfuerzos por controlar el comportamiento, actuar y enfocarnos a determinada tarea se verán agotados en menos tiempo. La comida de medio día provee una oportunidad perfecta para recargar nuestros recursos y refrescar la mente.

De vez en cuando hay que comer en el parque

Aunque el simple hecho de cambiar el ambiente puede ayudar a estimular nuevas ideas, existen estudios que demuestran que sentarse en espacios verdes o estar sentado en una oficina con vista a un parque o jardín tiene efectos restaurativos y ayuda a mejorar la atención y a acelerar la recuperación del estrés.

comer escritorio 3

Crear una cultura de descansos

Muchos empleados se sienten presionados a comer en su escritorio porque temen parecer flojos por tomarse un descanso apropiado para comer, pero quienes lo hacen pueden presentar mayor fatiga, la cual está relacionada con la disminución de eficiencia, productividad y buen desempeño. Así que se debe establecer una habitación dedicada sólo a la comida y tomar descansos, lo que resultará en una fuerza laboral más productiva.

Evita el exceso de comidas de negocios

Si bien son una excelente herramienta de networking, las comidas de negocios pueden tener los mismos efectos fatigantes que comer en tu escritorio, pues no proveen una oportunidad para recuperarte. Aunque asumamos que usar el tiempo de comida para socializar puede ser relajante, muchas veces puede producir estrés si las conversaciones giran en torno al trabajo.

comer escritorio 4

Caemos en hábitos poco saludables

Si comemos en el mismo escritorio de trabajo es muy probable que comamos más cantidad, pues no tomamos conciencia de lo que comemos debido a que no estamos atentos a los alimentos, sino que seguimos con nuestra cabeza en el trabajo. Además, tenemos más probabilidades de sufrir problemas de digestión, porque ni siquiera masticamos correctamente y la comida ingresa al organismo en un clima de tensión propio del trabajo y las obligaciones.