Seleccionar página

Muchas son las razones por las que una familia llega a tener alguna deuda difícil de afrontar: la enfermedad de alguno de sus miembros, la falta de empleo, la gran inflación en el lugar en el que se vive, la posibilidad de perder la casa u otros bienes, etc.

deuda familiar 2

Esta situación suele causar insomnio, angustia y problemas en las relaciones intrafamiliares. Por esta razón, si no has podido mantenerte lejos de las deudas hasta ahora, lleva a la práctica estas ideas para organizar tus finanzas, comenzar a pagar tus deudas y alejarte de la tentación de caer en nuevos compromisos financieros difíciles de pagar.

Dejar de echarse la culpa

Esto simplemente no sirve. En su lugar intenten trabajar en equipo para que no vuelva a suceder, para ahorrar y comenzar a cancelar las deudas lo antes posible, al menos parcialmente.

No hay que olvidar explicar a los hijos la situación financiera con palabras simples para que ellos también colaboren controlando sus gastos.

Dejar sentimientos negativos a un lado

Podría suceder que uno caiga en deudas a causa de varios problemas a la vez, por ejemplo la bancarrota o la falta de empleo, al mismo tiempo que uno de los miembros de la familia debe ser operado con urgencia.

Muchas personas que han pasado por esta situación la describen como una telaraña de la que es casi imposible desprenderse y de la que se avergüenzan ante parientes y amigos. Pero es necesario combatir esos sentimientos de desesperanza y bochorno teniendo la seguridad de estar haciendo todo lo posible por salir de esa situación.

deuda familiar 4

Esa seguridad la otorga solamente el estar poniendo en orden las propias finanzas, haciendo un presupuesto, intentando aumentar los ingresos familiares por todos los medios posibles, evitando los gastos extras e innecesarios, y no dejándose paralizar por la desesperación.

Tomar medidas urgentes

A veces será necesario tomar ciertas medidas drásticas, tales como mudarse a una casa más modesta o más pequeña, vender algunas posesiones queridas e incluso, el vehículo familiar. Aunque estas medidas cuesten, ciertamente les brindarán dinero extra con el que podrán contar y al que darán un buen uso además de comenzar a pagar las deudas cuanto antes.

No dejes de poner en práctica estos sencillos pasos y verás como no solamente tendrás más efectivo para comenzar a hacer frente a las deudas, sino que recuperarás la salud y mejorarán las relaciones familiares.