Seleccionar página

El acoso laboral o mobbing no es algo que se deba tomar a la ligera. Cada vez son más los números que indican que muchos empleados sufren de este fenómeno que se traduce en ausentismo, baja productividad y mal clima en las empresas de México. 

mobbing 4

El término proviene del verbo en inglés to mob, que alude a los ataques violentos y agresivos que tienen ciertos animales entre sí. El mobbing se refiere a las acciones de hostigamiento que realizan uno o varios empleados, incluso mandos superiores, en otro para provocarle miedo psicológico, debilitarlo y finalmente, hacer que renuncie.

Muchas veces no es fácil detectar el acoso porque se considera algo normal en el contexto de un mundo laboral competitivo y orientado a la consecución de objetivos; y normalmente una persona suele darse cuenta de que ha sido víctima una vez que ha abandonado la empresa.

Esta actitud de presión por parte de los jefes, o de competitividad por parte de los compañeros, está bien vista como forma de aumentar la productividad, premiando a quien mejor desarrolle su labor, en detrimento del resto, que además de no recibir ningún extra, se ven devaluados. Una situación que puede desencadenar la desconfianza y la envidia entre los compañeros y jefes que se vean superados por las capacidades o habilidades de otra persona, que se convierte así en el objetivo del acoso.

Si en tu lugar de trabajo has sido objeto de conductas agresivas recurrentes, es momento de actuar para ponerle fin y evitar que afecte tu vida profesional y personal.

mobbing 2

Identifica el abuso

Como ya mencionábamos, no es fácil de detectar, pero si un compañero de trabajo frecuentemente te critica, te excluye de reuniones importantes, te oculta información, difunde chismes o rumores sobre tu persona o se adjudica créditos por tu trabajo, podría estar haciendo mobbing en tu contra.

En general, el propósito principal de estas actitudes será desplazarte o dejarte “fuera de la jugada” y obtener beneficios para su persona.

El primer paso para detener este tipo de conductas es analizar fríamente cómo es el comportamiento de esta persona. ¿Se comporta así con otros colegas o sólo contigo? ¿Es persistente en sus conductas o son eventuales? ¿Realmente afecta tu trabajo o simplemente es incómodo?

Es de vital importancia evaluar la situación para identificar si la persona que nos molesta tiene claras intenciones de perjudicar nuestro trabajo o solo es una persona conflictiva que incomoda a otros compañeros.

Confróntalo

Mientras más profesional sea nuestra actitud en la oficina, podremos manejar nuestras relaciones laborales con mejores resultados. Es importante evitar ponernos emocionales y ponerle un límite al abusador conservando el control.

No te conviertas en un blanco fácil, cuando una persona malintencionada busca perjudicar tu trabajo es importante que expreses abiertamente que no te agradan sus actitudes. No ignores el abuso ni lo dejes pasar, actúa con inteligencia, domina la emoción y expresa firmeza.

mobbing 3

Denuncia

Lo más apropiado cuando una situación de mobbing se está saliendo de control o está mermando tu desempeño es comunicarlo con tu jefe inmediato o departamento de recursos humanos.

Es importante que lleves argumentos sólidos y evidencias de que el trato con esta persona está afectando tu trabajo. Nuevamente evita que te domine la emoción al expresar tu descontento, recuerda que eres una persona adulta, capaz de comportarse de manera profesional.