Seleccionar página

Es cierto que WhatsApp ha solucionado muchos problemas de comunicación y nos ha ahorrado valioso dinero, pero también ha llegado a complicar un poco la existencia de aquellas personas que adoran su privacidad, que no quieren dar explicaciones o de las que son intensas y se imaginan historias fantásticas por el simple hecho de que no les responden después de saber que ya leyeron su mensaje.

grupo whatsapp 2

Una de las características más utilizadas en WhatsApp son los grupos; conversaciones en las que participan más de 10 personas hablando a la vez y sin parar de mandar mensajes las 24 horas del día.

Cierto, cuando no existía esta tecnología, quedar con los amigos requería de un maratón de llamadas telefónicas y en ese ir y venir, se corría peligro de los clásicos malentendidos; y con la llegada del correo era una cadena interminable de ocho “FW:”. Pero eso cambió cuando apareció Whatsapp y con él llegaron sus grupos. Económicamente fue una bendición, pero los movimientos telúricos del móvil empezaron a agobiarnos y aunque silenciemos, de todas formas llegan a ser bastante “acatarrantes” los grupos a los que nos unen, como por ejemplo:

El grupo de los viejos amigos

Aquel en donde te das cuenta que, lamentablemente, ya no funciona igual que en la secundaria. Años después, ya todos tienen diferentes aficiones, el amigo “ñoño” estudia ingeniería y solo contesta con el emoji de “like” y el más inquieto tiene tres hijos y responde que está cuidando a sus críos. La fiesta del reencuentro, por tanto, lleva posponiéndose más de dos años.

grupo whatsapp 4

El grupo de una misma afición

Es ese en el cual te añade uno de esos amigos “freaks” al que conociste jugando videojuegos online. A ese grupo solo llegan a presumir sus logros o sus colecciones, donde nos quedamos como el chinito: “nomás milando” sin opinar, debido a que tenemos una vida real.

El grupo familiar

Aquí están no nada más nuestros progenitores y hermanos; también los tíos que viven en otra parte del país, la prima que está de intercambio en Canadá, sin contar al primo que agregamos de “buena onda” porque es como el bicho raro o el que avergüenza a todos los demás.

El grupo de madres del colegio

Las charlas a las puertas del colegio se han sustituido por estos grupos de Whatsapp. Hay directores de escuela que están francamente preocupados porque creen que las madres coordinadas puede ser más peligrosas que una turba con antorchas y azadas. El exceso de deberes o los profesores son los “trending topics” de estas conversaciones.

El grupo de trabajo

Si eres de los que te agobias con el trabajo huye de esta salita del café 2.0. Aquí solo se hablará de cómo ha ido el día, de la eminente alopecia de tu jefe, del ruidito del becario absorbiendo mocos o de los flirteos y demás rumores.

grupo whatsapp 3

El grupo mutante

Es el que nunca encuentras. Y no lo haces porque alguno de los cincuenta integrantes del grupo cambia constantemente la foto o el nombre. Suele ocurrir cada seis o siete horas. Hay días, como la mañana esté ociosa, en que puede haber hasta diez cambios de icono.

El grupo “qué hago aquí”

Cuando te invitan a un grupo por alguna razón que el destino no puede descifrar, pero no pintas absolutamente nada. Recibes una mediana de 384 mensajes que te importan un rábano, pero lo de irte y que todos lo vean te parece como feo, así que te los comes.