Seleccionar página

A menudo vemos anunciadas en televisión máquinas que prometen ponernos en forma sin movernos del sillón, sin hacer ejercicio y sin esfuerzo.

maquina vibratoria 3

Aunque muchas personas practican deporte por diversión o por salud, otras muchas se ven atraídas por los beneficios estéticos que suele conllevar, y este tipo de publicidad puede resultar irresistible. La realidad es que, aunque en muchas ocasiones se trata de publicidad engañosa, sí existen máquinas que pueden ayudarnos, complementando con ellas nuestro ejercicio habitual.

Las máquinas vibratorias producen potentes vibraciones que se transmiten al cuerpo por los pies o el trasero. El funcionamiento se basa en que las vibraciones provocan contracciones de las fibras musculares, lo que dará como resultado un trabajo muscular. También aportan beneficios en la estructura ósea, el sistema hormonal, el riego sanguíneo y la piel.

Ahora bien, si te preguntas si sirven para perder peso, la respuesta es rotundamente NO. La vibración no acelera la frecuencia cardíaca ni hace que los grandes grupos musculares se contraigan, por tanto son poco eficaces a la hora de perder peso.

Este tipo de máquinas van principalmente enfocadas a conseguir un mejor estado de salud; sin embargo, las plataformas vibratorias no sustituyen el ejercicio común, y es que está comprobado que no son completamente efectivas si no hay un acompañamiento de entrenamiento y dieta. Esto quiere decir que si seguimos una vida sedentaria, con una alimentación inadecuada y empezamos a utilizar este tipo de máquinas, no veremos resultados significativos si no cambiamos también estos malos hábitos.

maquina vibratoria 2

En deportes, estas plataformas están asociadas al proceso de recuperación cuando hablamos de resistencia. Aumentar la producción de hormonas de recuperación gracias al entrenamiento por máquinas vibratorias beneficiará la retirada de ácido láctico. Con este entrenamiento tendremos una recuperación más rápida, mejoraremos la capacidad de aceleración, los cambios de ritmo y la velocidad en carrera.

También son recomendables como remedio contra la celulitis. Aunque se trata de un problema hormonal y circulatorio y estas máquinas no lo eliminan mágicamente, sí contribuyen a hacerlo desde el punto de vista de la estimulación muscular que producen y que ayuda a mejorar el riego sanguíneo.

Por último, el entrenamiento es más efectivo cuando la máquina vibratoria es de calidad. Para usarlas, podemos recurrir a un gimnasio que disponga de ellas, o comprar nosotros mismos una más barata, sabiendo que los resultados serán más reducidos. En cualquier caso, deben controlarse las contraindicaciones y comprobar nuestra compatibilidad médica con este tipo de máquinas antes de utilizarlas.