Seleccionar página

En la actualidad, nuestras casas y departamentos cada vez son más reducidas en espacio. De hecho, para quien gusta de cocinar, no hay nada más frustrante que lidiar con el estrés de elaborar platillos en una cocina pequeña.

soluciones cocinas peques

Siguiendo estas reglas, podemos acomodarnos y tener una experiencia agradable, así que toma nota:

Regla de oro: Mantén las superficies de trabajo lo más despejadas posible, resérvalas exclusivamente para la preparación de alimentos. Esto significa que tienes que echar un buen ojo a tu cocina y ver de que te puedes deshacer.

Empieza por ver qué es lo que realmente usas y trata de eliminar artículos como cafeteras, hornitos, tostadores, microondas, extractores de jugo, decoración excesiva y cualquier otra cosa que te quite espacio.

Sabemos que es un poco extremo, pero tenemos que aprovechar al máximo las superficies que tenemos. Así que si no usas esa maquina de capuchino que te regalaron en tu boda, mejor guárdala, y sácala cuando venga de visita la tía que te la regaló.

Después de hacer lo anterior intenta acomodar tus cosas, nuestras sugerencias son:

  • Utiliza la pared, coloca repisas nuevas, verás que el almacenamiento vertical es la forma número uno en la que ahorrarás espacio.
  • Instala “racks” a los lados de tus gabinetes, utiliza estos espacios desperdiciados para colocar cucharones, palas, cucharas, trinches etc.
  • Si tienes el espacio, utiliza un pequeño carrito de servicio en el podrás guardar varios de los aparatos que descartaste.

Hay algo en los espacios amplios y vacíos que tranquiliza a nuestro cerebro, una invitación y una afirmación que cocinar, no tiene que ser un martirio.

¡Así que te invitamos a reorganizar tu cocina!