Seleccionar página

Si ya te inscribiste en un gimnasio, seguramente habrás escuchado a los musculosos o al entrenador hablar de “llegar hasta el fallo” como si fuera el santo grial. 

fallo muscular 2

Es lógico que al principio pongamos cara de “what?”, pero si se quiere lograr cambiar nuestro cuerpo, es necesario entrenar con intensidad. El fallo muscular se refiere al punto en el que eres incapaz de levantar un peso una vez más sin perder la forma. Aunque grites o te den mucho dinero en efectivo, no hay forma de que realices una repetición más, a pesar de mantener un esfuerzo constante, pues el músculo está agotado y no obedece.

El fallo muscular garantiza que estás entrenando con la intensidad adecuada, y que has dado a tu cuerpo estímulo suficiente para que mejore.

Llegar al fallo muscular puede ser peligroso si no se toman las medidas necesarias para la recuperación, puesto que con ello se agota el sistema nervioso, que se encarga de enviar los impulsos al músculo para contraerse. Por lo tanto, entre más cansado se encuentre éste, más impulsos deberán ser enviados por el sistema nervioso, provocando que se “queme” y necesite de algún tiempo extra para su recuperación. Esto significa que con un sistema nervioso agotado, será más difícil entrenar, y en caso de hacerlo, podrían sufrirse lesiones graves.

fallo muscular 1

A ciencia cierta este tipo de entrenamiento no está mal ni bien; es una manera distinta de llevar a las fibras musculares a su rompimiento máximo, pero hay que tener ciertos puntos en cuenta antes de pensar a llevar a cabo este tipo de entrenamiento: No es para principiantes, se requiere de gran técnica para ejecutar cada repetición, preparación del músculo con un buen calentamiento y muy importante, consumir una buena dosis de proteína para recuperarse después del entrenamiento.

El fallo muscular es de gran ayuda cuando se busca ganar masa muscular, pero no debe ser muy recurrente ni en todos los entrenamientos. Si se piensa entrenar al fallo siempre se debe contar con alguien que esté de apoyo o estar a la vista del entrenador de piso, al entrar en una fase de fallo muscular éste ya no responde y puede haber una accidente.