Seleccionar página

La llegada de un bebé produce un cambio importante y significativo en la rutina de una familia, ya que el orden de prioridades de los padres cambia radicalmente en función de las necesidades del bebé.

bebe feliz en sabanas

Un bebé es todo un desafío y una oportunidad para aprender y crecer. Si te encuentras a punto de embarcarte en un viaje por la maternidad, debes conocer las cosas que podrían cambiar en tu vida a su llegada:

1.- Aumenta tu compasión por todos los niños: Sin darte cuenta, tu instinto maternal brotará, y sentirás ternura y compasión por todos los demás bebés y niños del mundo. No soportarás ver sufrir a un pequeño en las noticias, ni en una película de televisión y menos aún en la calle.

2.- Las mujeres que se convierten en madres adaptan sus horarios a las necesidades de su bebé: Su tiempo libre disminuye, así como sus horas de sueño.

3.- No existirá más la palabra “orden” en tu casa, tu vida y tu trabajo: Aceptarlo es clave para tu felicidad y paz interior, solo déjate llevar y disfrútalo.

4.- Modificaciones en tu vida social: Los encuentros nocturnos con los amigos salen de la lista por un tiempo. Es importante que planees un tiempo para compartir a solas con tu pareja o divertirte con tus amigas. Eso te ayudará a cambiar de ambiente, no te encierres, recuerda que también puedes compartir con amigos que ya tienen hijos; tus planes serán más familiares.

5.- La economía: Siempre ten guardado dinero para las necesidades del bebé. Esos gastos que te dabas de más quizás ya no puedas hacerlos por un tiempo, ya que los dos primeros años de un bebé son más demandantes que el resto. Calcula los ingresos e invierte de forma adecuada.

6.- Empiezas a entender, respetar y admirar todo lo que tus padres han hecho por ti: Y te parece  imposible que tu mamá haya hecho todo eso por ti, sentirás como crece tu comprensión y gratitud hacia ellos.

7.- El sentido de la vida: ¿Límites? Ya no existen más, desde el momento en que nace un hijo el futuro se expande y se quiere uno mejor para él. Se sueña con un mundo más feliz, y se actúa para crearles uno más saludable, se ahorra pensando en su educación. Se cambia para ser una buena guía. Se trabaja más fuerte, y se quiere ser inmortal para estar a su lado, protegiéndolo siempre.