Seleccionar página

Al comprar o alquilar una nueva casa, lo primero que debemos hacer es pensar en la decoración, estilo y la practicidad en la ubicación de los muebles, ya que es la mejor manera de darle un verdadero calor de hogar.

Decorar casa

Decorar una casa lleva su tiempo, y no siempre podemos dedicarnos exclusivamente a que nuestra casa luzca como la soñamos. Checa estas ideas para decorar tu nueva casa para que puedas darle el estilo que siempre has buscado.

Sé practica

La decoración de tu nueva casa tiene que ser totalmente practica según tu estilo de vida. Muchas veces se llena la casa de adornos y muebles que no se utilizan o que solo son decorativos y lo único que hacen es estorbarnos el camino, creando ambientes bastantes improductivos. La comodidad, la libertad y la confortabilidad deben ser primordiales en la decoración.

¿Qué estilo te gusta?

Este paso es uno de los más complicados. Minimalista, industrial, clásico, rústico, contemporáneo, retro, escandinavo, vintage, étnico, ecléctico, etc. ¡Elige el que más te guste! Que vaya de acuerdo con tu personalidad y deja volar la imaginación.

Si bien lo ideal es seguir con ese estilo en cada una de las estancias de la casa, también podemos optar por combinar dos de ellos que pueden ser complementarios.

En este caso, debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir cada uno de los muebles y otros elementos, ya que si mezclamos mucho, puede darnos sensación de agobio.

Paleta de colores

Del mismo modo que con la elección del estilo, elegir una paleta de colores predominante para tu casa te facilitará las cosas. Puede que estés hojeando una revista de ideas, un sitio web de decoración o paseando por una feria de artesanías, si sabes cuáles son los colores que van con el estilo de tu casa te será mucho más sencillo prestar atención únicamente a los que vayan en concordancia.

Puedes escoger dos o tres colores que se complementen.

Los muebles

Una vez decidido el estilo de decoración, hay que buscar los muebles acordes a dicho estilo y en la paleta de colores elegida. Aunque en las tiendas puede haber varios que nos atraigan, no siempre tenemos el presupuesto o espacio disponible y por eso es válido recibir cosas de tus amigos y familiares que con el tiempo podrás remodelar, cambiar o, por qué no, adecuarlas a tu estilo.

Añade color con accesorios

A veces pintar la casa entera es un proyecto que no podemos llevar a cabo apenas nos mudamos. No te preocupes: el color está en los detalles. Almohadones de diferentes telas, cortinas coloridas y detalles de decoración en paredes y mesas aportarán tanto color y alegría como te guste.

Fotografías de decoración

Los marcos de fotografías son algo muy fácil de hacer en casa, y pueden resolverte la decoración de las paredes colgando tus fotografías favoritas. No sólo tienen que ser fotos personales: puedes imprimir imágenes de Internet que te gusten y enmarcarlas de modos sencillos y creativos. El look de tu casa cambiará instantáneamente al tener las paredes así decoradas.

La sencillez

No necesitas de muebles de diseños extravagantes o de habitaciones recargadas de viejos recuerdos, nada mejor que la sencillez y la simpleza para una decoración bonita y moderna.

Si aún no tienes presupuesto para comprar tu primer sofá, haz tus propios puffs en casa, así mismo decora con manualidades en vidrio que tú mismo puedes hacer a bajo costo. Entre otros elementos, es necesario comprar unas cortinas, una planta natural o artificial y una repisa flotante para ahorrar espacio y decorar tus paredes. Las mesas auxiliares, las alfombras, los stands para libros, el comedor y los centros de entretenimiento son cosas que vienen por añadidura.

home new