Seleccionar página

Crecer siempre trae nuevos retos para todos, pero también deja recuerdos gratos en nuestras memorias. Para quienes vivimos y crecimos en la década de los 90, existieron algunas cosas que nos marcaron y que recordaremos para siempre. Comencemos con la cuenta.

1.- Ver películas, fotos o cualquier otra imagen usando el View Master, era estar como en otra dimensión genial.

1

2.- Perder uno de estos aretes de estampitas y no saber qué hacer con el par que quedó incompleto, era una de las situaciones que nos aquejaban a las niñas.

2

3.- Si eras niña, seguro guardabas tus joyas más valiosas en estos Caboodles con cajoncitos.

3

4.- Esa sensación de pánico que tenías cuando se perdía una de las minas o gomas de borrar de estos divertidos productos de olor perfumado. O cuando la punta de la goma se acababa, no podías sacar el resto de ella y cambiabas a la siguiente goma.

4

5.- Cómo olvidar nuestros inseparables tamagotchis. Que al principio cuidábamos con total delicadeza y poco a poco descuidábamos hasta que morían.

5

6.- Cuando guardabas archivos o juegos en este curioso artefacto para que ningún miembro de tu familia los viera. O tus papás lo usaban en su oficina y te guardaban juegos o dibujos en ellos. Incluso, cuando te lo pedían como parte de tu material escolar para la clase de computación.

6

7.- Si no tuviste una gargantilla, apuesto a que morías por una para estar a la moda. Las había blancas, negras, cafés, moradas, rosas, amarillas y las más increíbles eran las multicolores.

7

8.- O como cuando tenías que recorrer toda la cinta con la ayuda de una pluma para ver una película.

8

9.- Tener tu propio teléfono en la habitación te hacía sentir grande y muy cool.

9

10.- Los lápices que se doblaban a tu antojo, eran increíbles, aunque no los usaras realmente más de 3 veces porque, irónicamente, su forma y material no te dejaban escribir bien.

10

Por esto y más, los niños que crecimos en esa época éramos extremadamente felices, disfrutando de las cosas simples. Apuesto a que te quedaste con ganas de tener ahora en tus manos algo de esto. Y tú, ¿qué más recuerdas?.