Seleccionar página

Aunque actualmente el Pilates es una práctica bastante conocida para el público en general, todavía hay gente que, por falta de información, no sabe de qué trata esta disciplina o la sigue asociando erróneamente a clases colectivas de mujeres con una cierta edad.

pilates 2

El Pilates, lejos de tratarse únicamente de estiramientos, es una disciplina de fuerza: el core o zona central de nuestro cuerpo se encuentra en mayor o menor medida en constante activación. De nuestro centro o “powerhouse” es de donde parte toda la fuerza para realizar los movimientos corporales.

El trabajo con el método Pilates exige así mismo un gran control corporal, mucha precisión y corrección postural: partir de una buena alineación, saber activar los músculos necesarios en cada caso y hacerlo de forma precisa y correcta exige una gran consciencia de nuestro cuerpo.

La concentración, siendo la mente la que guía todo el movimiento, y el control de la respiración, que nos ayuda a llevarlo a cabo, son vitales para una correcta ejecución.

pilates 3

– Ayuda a perder peso: Para perder medio kilo de peso a la semana necesitas quemar 500 calorías diarias, y la mejor estrategia para ello es reducir el consumo de calorías e introducir rutinas de ejercicios, como el Pilates. La quema de calorías con Pilates varía según la intensidad del ejercicio; los principiantes queman cuatro calorías por minuto, mientras que los avanzados pueden quemar hasta siete calorías y media por minuto.

– Aumenta la flexibilidad: Hacer abdominales requiere que hagas movimientos solo hacia adelante y hacia atrás, fortaleciendo los músculos del abdomen. Por otro lado, Pilates requiere movimientos en varios planos, haciéndote mover la columna vertebral en diferentes direcciones, lo que permite un mayor rango de movimiento en todo el cuerpo. Estos movimientos adicionales aumentan y mejoran la flexibilidad, y disminuyen el riesgo de lesiones.

– Fortalece los músculos abdominales: Practicar Pilates fortalece los músculos abdominales, incluyendo los oblicuos, de forma más efectiva que con otros ejercicios. Además, fortalece no solo los músculos abdominales superficiales, sino también los músculos abdominales profundos.

pilates 5

– Mejora la circulación: Los beneficios aeróbicos varían durante los entrenamientos, porque pasas de ejercicios de movimientos lentos a ejercicios moderadamente intensos. En las formas de mayor intensidad de Pilates, se pasa de un ejercicio a otro rápidamente, lo que mueve el ritmo cardíaco a la zona aeróbica. Mantener este ritmo durante toda la sesión aumenta la resistencia.

– Mejora la postura: Estar sentado en un escritorio todo el día y arquear la espalda sobre el teclado te hace propenso a tener los hombros encorvados y una mala postura en general, generando desequilibrios musculares con el tiempo. Hacer Pilates ayuda a revertir los efectos de estos malos hábitos, creando una mejor simetría muscular y equilibrio.

– Mejora la densidad ósea: No solo el entrenamiento de fuerza construye densidad ósea; el Pilates también ofrece sorprendentes beneficios para el desarrollo de los huesos. Para un mejor resultado, se debe incorporar el uso de pesas o usar tu propio peso corporal combinado con la resistencia.