Seleccionar página

Existen muchos factores que afectan la piel, como por ejemplo, dejarse el maquillaje toda la noche, tomar el sol en exceso, el tabaco y el alcohol. Y lo que menos necesitas son esas mascarillas costosas que contienen muchísimos químicos que pueden llegar a dañar más tu piel. Mejor prepara en la comodidad de tu hogar las siguientes mascarillas faciales y verés que no te arrepentirás.

miel y avena

Exfoliante de miel y avena

Mezcla un cuarto de taza de avena, una cucharadita de miel, dos cucharadas de leche, y dos gotas de aceite de manzanilla. Después de lavarte muy bien la cara, humedécela un poco y aplica la mezcla; déjala actuar por 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

Exfoliante natural de azúcar y aceite de oliva

Mezcla 1/4 de taza de azúcar con 3 cucharadas de aceite de oliva. Aplícalo en tu cara con un masaje circular y después de unos minutos, retíralo. Tu piel quedará tan suave como la de un bebé.

Mascarilla de zanahoria

Tritura la zanahoria en la licuadora y mezcla con un poco de crema hidratante especial para el rostro, aplica durante 15 minutos. Verás como consigues eliminar las células muertas y darle mayor vitalidad a tu piel.

De arcilla

Puedes usar arcilla verde, roja o blanca con un poco de agua mineral y mezclar todo hasta crear una pasta. Las mascarillas de arcilla tienen muchos beneficios para la piel, incluyendo sus importantes propiedades exfoliantes.

Solo ten en cuenta que exfoliar la piel de una manera excesiva puede hacer que se elimine la capa superficial, cuya función es protegerla de los rayos solares. Así pues, si exfoliamos diariamente, podemos hacernos más vulnerables al sol y producirnos quemaduras o irritaciones en la piel.