Seleccionar página

Hay veces que cuando llega el viernes por la noche estamos tan cansados tras la semana entera de trabajo que sólo nos apetece estar en casa y descansar, pero para estar en casa y descansar no es necesario que tengas que estar durmiendo.

bano relajante

Los viernes por la noche en casa pueden ser un plan excelente porque hay veces que como en nuestro hogar no se está en ningún sitio. Te dejamos unos planes para consentirte:

– Prepara un buen baño con agua tibia: Si lo deseas, puedes ponerle burbujas. Sírvete una copa de vino o champán, y relájate. Como alternativa, puedes tomar una ducha, prender la radio y cantar todo lo que quieras.

– Arréglate: Aunque no vayas a salir, puedes hacer una buena exfoliación, marcar tus cejas para que estén perfectas, depilarte y darte un buen facial, manicura y pedicura. Finalmente es un tiempo a solas para ti.

– Pon música que te gustaría para bailar: Ponla lo más alto que quieras. Ahora baila hasta que tus pies te duelan y estés tan cansado que ya no puedas moverte. Realmente sacarás a esa persona divertida que llevas dentro.

mujer tomando vino

– Prepárate una cena riquísima: Si tienes antojo de algo y después de una semana de hacer dieta, puedes darte un pequeño lujo y cocinarte esa pasta deliciosa o pasar a comprar carnes frías. Si la acompañas con una copa de vino seguramente estarás probando la gloria.

– Relájate o ve películas: Puedes hacer dos cosas, hacer una selección de películas para el viernes por la noche o empezar ese libro que tienes hace meses sin abrir.