Seleccionar página

La crisis del cuarto de vida… Sabes que la padeces cuando tienes entre 22 y 29 años, odias tu trabajo un día, al siguiente lo amas y lo vuelves a odiar.

CRISIS CUARTO DE VIDA 2

Si te haces preguntas como: ¿Debería de mudarme a Asia? o ¿Debería hacer un voluntariado?; si de repente piensas “voy a vender todo y me iré a la India”, “buscaré becas en el extranjero”. Si no quieres fracasar pero te da miedo tomar cualquier decisión, te vuelves intolerante a la lactosa como todos tus amigos y y ya no puedes comer pizza dos días seguidos porque engordas… entonces sí, podría decirse que te encuentras viviendo la crisis del cuarto de vida.

Antes de que corras a cortarte las venas con galletas saladas, hay varios puntos que debes considerar:

– No te sientas mal, no eres el único. La mayoría de las personas de tu edad se sienten igual.

– Piensa que no tienes que ser igual que los demás, que tus amigos sean gerentes de una empresa o cualquier cosa con la que te compares con ellos, no quiere decir que seas un fracasado, dedícate a pensar mejor en tus logros.

– Cada quien avanza a su propio ritmo y escoge su propio camino. El rumbo que decidas tomar será el mejor para ti.

– No te quieras comer el mundo en una sola mordida, el tiempo llegará para cada cosa, solo hay que tener paciencia.

– Rodéate de gente que te haga sentir bien y no solo de gente exitosa, las comparaciones siempre resultan odiosas.

– La vida es demasiado corta y si te la vives pensando en qué sucederá en un futuro solo te vas a frustrar. Con esto no queremos decir que te vuelvas mediocre o que no prevengas para cuando tengas más edad, pero piénsalo, sólo estas en tus 20’s, ¿cuántas personas ricas y exitosas no darían la mitad de lo que tienen por tener tu edad?