Seleccionar página

Normalmente cuando salimos a correr, hacemos algunos estiramientos y nos vamos directo a la ducha, olvidando algo fundamental. Hacer algunas flexiones nos vendrá bien, ya que con la carrera se trabajan varios músculos, sobre todo el tren inferior.

flexiones de brazo

Si tú única actividad para mantenerte en forma es correr, no debes descuidar los entrenamientos de fuerza y las flexiones son un ejercicio bastante completo para tonificar el tren superior.

Después de correr y hacer nuestros estiramientos, podemos dedicar 10 minutos a hacer un par de series o tres de flexiones. Cuando llevas un par de semanas los resultados son notorios. Además de tener más tonificada la zona pectoral, dorsales e intercostales, esto ayuda a hacer más eficaces los movimientos de inspiración y exhalación en la carrera.

Y ya que estamos en eso, también podemos meter algunas series de abdominales, una zona muy importante en la carrera, ya que de su estabilidad depende una buena técnica y la prevención de lesiones.

Es preferible, y sobre todo si eres corredor asiduo, hacer estos ejercicios de fuerza dedicándole algún día en el gimnasio, pero si no se tiene tiempo o ganas para ir, después de entrenar es una buena ocasión. Eso sí, siempre y cuando nos queden fuerzas, porque después de un entrenamiento muy intenso tampoco es muy recomendable seguir machacando al cuerpo.