Seleccionar página

A quién no le ha pasado: una lucha de años con un idioma para, al hacer un repaso, ver que el avance ha sido mínimo.

edad idioma 1

Todos hemos escuchado que la enseñanza del segundo idioma debe de comenzar a una edad muy temprana, así el niño lo interioriza de forma natural; sin embargo, no todos tenemos la suerte de aprenderlo desde pequeños y quienes lo hemos intentado durante nuestra etapa adulta sabemos que es una tarea bastante complicada.

“Ojalá me hubieran metido a estas clases cuando era niño”, nos repetimos mientras intentamos recordar las palabras de un lenguaje ajeno.

Para aprender un idioma, da igual cuál, es necesario seguir una serie de pautas, como ser constantes o ver películas en el idioma que queremos. También es muy frecuente pensar que si no viajamos a ese país nos va a resultar imposible aprender el idioma, pero todo tiene solución.

A continuación, algunos consejos para llegar a convertirse en bilingüe:

– La constancia: No se puede aprender una lengua extranjera en un par de meses. Es un proceso continuo, con nuevos retos y dificultades. Hay que tenerlo presente.

edad idioma 4

– Entrenar el oído, una de las mayores ventajas: Si vamos a ver películas, lo mejor es elegir una sin subtítulos. Al principio no entenderemos mucho, pero con el tiempo iremos diferenciando palabras y expresiones y nos servirán en la tarea de aprender a pronunciar mejor.

– Leer y ampliar el vocabulario: Es en serio, procurar lecturas en el idioma que queremos aprender nos ayuda a ampliar nuestro vocabulario.

– Pensar y hablar en otro idioma: Practicar con nosotros mismos es una buena idea para no olvidar las estructuras gramaticales. Podemos organizar en nuestra mente las actividades diarias, pero en el idioma que queremos aprender.

edad idioma 3

– Ejercitarse como si fuéramos al gimnasio: La práctica hace el maestro. Realizar ejercicios una y otra vez es la mejor manera para ir perfeccionando nuestro idioma escogido.

– Fuera vergüenza: Una de las principales barreras que suelen ponerse quienes estudian idiomas es la pronunciación. Y sí, es importante, pero hay que superar la vergüenza y practicarlo. Ahora, hay que prestar atención a la construcción de frases.