Seleccionar página

Una vez que reconozcas los errores que puedes estar cometiendo, corrígelos y verás que rendirás mucho mejor durante la actividad física.

– Hacer ejercicio con el estómago vacío: Muchas personas creen que hacer ejercicio sin haber comido antes es una técnica efectiva para bajar de peso rápidamente; sin embargo, no es así. Como el cuerpo no recibió el combustible necesario, directamente quemará calorías de los músculos y no de la grasa corporal. Lo recomendado es comer algo ligero antes de ejercitarse para tener más energía durante el ejercicio y fortalecer el metabolismo.

– Beber tragos grandes de agua: Beber agua antes, durante y después del ejercicio es fundamental para mantener el cuerpo hidratado. Se recomienda beber entre 29 y 177 cm cúbicos de agua cada 15-20 minutos, no toda al mismo tiempo. Beber tragos de mucha agua de una sola vez puede causar dolores estomacales, sin olvidarnos que beber más agua de lo normal puede llegar a intoxicarte.

– Repetir siempre el mismo ejercicio: Si bien es bueno tener una rutina de ejercicios para guiar nuestro entrenamiento y ajustarlo de acuerdo a nuestras necesidades, a largo plazo no funciona. Cumplir una misma serie de ejercicios todos los días aburre enseguida y, en consecuencia, se pierde el entusiasmo necesario para practicar actividad física con constancia. Además, llega un momento en que tu cuerpo se acostumbra y alcanza una meseta, de manera que no ves más resultados.

errores ejercicio 3

– Hacer ejercicio con dolor o lesiones: Sentir algunos dolores pequeños o molestias mientras hacemos ejercicio es muy común; sin embargo, cuando un dolor se vuelve constante o diferente a lo habitual es señal de que debemos parar. Es necesario tomarse un descanso y bajar la intensidad del ejercicio al menos durante un par de minutos para ver si calma.

– Hacer ejercicio con mareos o náuseas: La salud debe ser tu primera prioridad; ante el menor síntoma de malestares estomacales, fatiga extrema, visión borrosa, temblores o malestares, que pueden aparecer como consecuencia del agotamiento, el calor y la deshidratación, termina con el ejercicio. No hagas más esfuerzo del que puedes hacer durante los entrenamientos.