Seleccionar página

Todos deberíamos practicar actividad física, tengamos siete, cinco, dos o ningún kilo de más. La obesidad, el sobrepeso y el sedentarismo son factores que interfieren con el buen funcionamiento de nuestro corazón como músculo que bombea sangre, y también contribuyen a la formación de placas y obstrucciones en las arterias.

ejercicio sobrepeso 1

A veces es difícil comenzar a hacer ejercicio cuando se padece algún tipo de obesidad, porque se tiende a fallar más rápido y sentir dolor en las articulaciones, pero para preservar la salud y mantener la moral alta, la actividad física es muy beneficiosa.

Antes de nada conviene saber que el ejercicio hay que practicarlo en condiciones óptimas para evitar un daño innecesario. En caso de que el exceso de peso sea apremiante o que se sufra por problemas de salud relacionados con la obesidad, sería razonable buscar el consejo de un especialista antes de comenzar un programa de ejercicios.

Se debe tener presente que el objetivo de un entrenamiento deportivo no está en participar en el próximo maratón organizado en nuestra ciudad. Se debe ir poco a poco, al ritmo que el organismo imponga, escuchando al cuerpo y sin dejar de divertirse.

ejercicio sobrepeso 2

Conviene usar ropa y calzado de calidad, flexible y cómodo, beber mucha agua, especialmente en los días de entrenamiento. También sería prudente tomar un descanso de 48 horas entre cada sesión de ejercicios.

Si se trata de una persona que ha sido sedentaria durante mucho tiempo o si el exceso de peso es considerable, conviene comenzar por actividades poco exigentes que poco a poco se puedan ir integrando en la rutina diaria, por ejemplo, hacer gimnasia y aprovechar todas las oportunidades para caminar o subir y bajar escaleras. A partir de entonces, uno puede aventurarse en actividades que requieran más esfuerzo.

La natación es un deporte ideal para comenzar a moverse suavemente. Y una forma efectiva para empezar con la actividad física es el aeróbic acuático, o el aquabike. Sin embargo, cuando se padece algún tipo de obesidad, conviene evitar saltar a la cuerda, correr, hacer step y otras actividades que impliquen un fuerte impacto corporal.

The Biggest Loser - Season 14

En resumen, la práctica de una actividad física mejora el estado de ánimo, la calidad del sueño, la recuperación del cuerpo y además mitiga muchos trastornos relacionados con la obesidad.

No olvides que debes seguir algunos consejos a la hora de practicar deporte con sobrepeso, pero bajo ningún motivo dejes de hacerlo.