Seleccionar página

Rodeada de una exuberante naturaleza e historia, se encuentra un lugar majestuoso a tan solo una hora y media de la Ciudad de México: la Ex Hacienda de Temixco.

temixco2

Durante el virreinato, la Hacienda de Temixco fue una de las más importantes del estado de Morelos y fue construida en el siglo XVI para explotar los recursos naturales de la región, delimitada entonces dentro del marquesado del Valle de Oaxaca.

Fue Francisco Barbero quien convirtió la hacienda en uno de los ingenios más importantes de la época colonial y posteriormente, se le fueron agregando, por distintos dueños, otras tierras.

Hacia 1729, la finca se remató a don Fernando Jerónimo de Villar Villamil. Para ese entonces, Temixco poseía, además de su propia gran fábrica, varios pequeños trapiches por diferentes rumbos, que alquilaba a industriales de escasos recursos.

temixco1

Después de la guerra de Independencia, Temixco llegó a convertirse en una verdadera fortaleza y almacén de armas, pasó la hacienda por diversas manos que la explotaron con magnífico éxito hasta que estalló la Revolución y empezó a sufrir los estragos como la mayor parte de las fincas azucareras de Morelos, lo que culminó en su completa ruina.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizada como campo de concentración de japoneses, ya que México formó parte de los países aliados declarando la guerra a las potencias del eje, y al finalizar, la Hacienda se convirtió en procesadora y molino de arroz, ocupando uno de los primeros lugares en el estado.

Fue hasta 1968 que la familia Álvarez la adquirió y la convirtió en uno de los parques acuáticos más atractivos del orbe, con instalaciones muy modernas y funcionales que lo ponen como uno de los balnearios más importantes de América Latina; con once toboganes, áreas verdes, río y alberca con olas, golfito y 22 albercas más para recibir a miles de paseantes cada fin de semana.

temixco3

De la hacienda queda el casco que ha sufrido varias modificaciones durante los largos años que el ingenio tuvo de actividad. Además, está la iglesia que llama la atención por sus dimensiones y especialmente por su hermosa torre de dos cuerpos.

Hoy en día, la Ex Hacienda de Temixco es uno de los principales atractivos turísticos del estado de Morelos. Aquí se puede disfrutar de grandes extensiones de jardines, así como asadores, lugares para comer y principalmente la tranquilidad que se necesita para poner en orden las ideas y convivir con la familia.