Seleccionar página

Ya pasó la Nochebuena, la Navidad, el fin de año, las posadas, los brindis, la cena empresarial, entre otras reuniones con familiares y amigos. Seguramente hubo mucho alcohol, dulces y comida calórica, tan habituales en estas fechas, pero acaban por pasar factura y se reflejan en la ropa y báscula.

adelgazardpNavidad

No obstante, es posible perder los kilos que los excesos navideños nos han dejado. El secreto es tener confianza en uno mismo y recuperar las costumbres tanto dietéticas como de actividad física que, a veces, tenemos abandonadas.

En este sentido, para perder peso es necesario ser ordenados con las comidas, comer cinco veces al día e intentar reducir el volumen de alimentos que consumimos.

Del mismo modo, se aconseja comer menos para reducir el aporte energético, hacerlo de manera equilibrada y realizar ejercicio como medidas para perder peso y no recuperarlo después.

Asimismo, se recomienda desterrar mitos tales como “no puedo adelgazar porque mi cuerpo es así” o “mi constitución me impide adelgazar”; pesarse cada semana sin obsesionarse con perder peso a diario y, sobre todo, no desanimarse.

hacer ejercicio año nuevo

Cuando se trata de perder peso, la constancia es clave. Los propósitos de año nuevo a menudo fracasan, pero marcarse objetivos realistas y establecer cambios en el estilo de vida a largo plazo puede ser mucho más sostenible.

Es necesario aplicar una serie de normas y dedicar tiempo a cambiar la actitud para poder mantenerse y ser eficiente en la pérdida de peso.

Por último, no hay que intentar dietas extremas o un ejercicio físico muy vigoréxico que, incluso, puede hacernos daño. En cambio, debemos afrontar la pérdida de peso de una manera sosegada y buscar el consejo de una persona experta en nutrición y actividad física.