Seleccionar página

Como padres es muy difícil lograr que nuestros pequeños lleven una vida saludable, una dieta balanceada y practiquen ejercicio, pero debemos ser el motor para motivarlos a crear este tipo de hábitos.

niños deporte

No hay nada mejor para motivar a los niños a realizar un deporte, que buscar uno que sea divertido para ellos. Es conveniente que antes de inscribir a nuestro hijo en algún equipo deportivo, primero investiguemos bien sobre él y de preferencia, se podría pedir una clase de prueba para que ambos estén seguros de haber tomado la decisión correcta.

Enseñemos a nuestros hijos a buscar una sana competencia en los deportes, pero ¿qué entendemos por este concepto? La sana competencia consiste en jugar y divertirse dentro del terreno de juego, sin guardar sentimientos negativos a la hora de perder. Hay que enseñarle a los chicos que lo importante no es ganar, sino divertirse y competir.

Hay que fomentar la idea de que practicar un deporte tiene grandes beneficios, evita el estrés, nos libera energías negativas, y además, nos ayuda a encontrar nuevos amigos. Sin importar el deporte que nuestro hijo haya elegido es muy importante destacar el beneficio que se obtiene al practicarlo.

El deporte nos ayuda a desarrollar herramientas para trabajar en equipo. Si nuestro hijo es muy tímido o tiene problemas para trabajar en equipo, sin duda alguna el deporte le dará algunas herramientas básicas para comprender que un juego se gana, gracias al trabajo y la cooperación de todos.

Hay que prestar especial atención a la actitud de nuestro hijo. Si al principio mostraba una actitud positiva hacia el deporte y de pronto cambió de opinión, no lo presionemos y dejemos que decida por sí mismo si quiere continuar practicándolo. Recordemos que el primer paso para hacer deporte es mantener siempre una actitud positiva.

Si nosotros como padres practicamos un deporte, es muy probable que nuestro pequeño quiera seguir nuestros pasos. Lo ideal es inscribirse en un club deportivo o practicar algún deporte en casa, que permita que se involucren todos los miembros de la familia, incluso, se pueden organizar rallys deportivos una vez al mes, de esta manera todos se iniciaran en el amor al deporte.

Recordemos que no existe nada mejor para mantener el cuerpo y la mente sanos y esto solo se logra practicando nuestro deporte preferido.