Seleccionar página

Las brochas que utilizamos para maquillarnos se deben lavar al menos una vez por semana para quitarles los residuos de maquillaje y que no contaminen nuestra piel.

BrochasMakeUp

Para comenzar a limpiarlas, debes colocarlas bajo el chorro de agua fijándote en que los pelos estén apuntando hacia abajo para que no pierdan su forma ni dirección. Intenta mojar la punta y cuida que de preferencia no se moje la unión de los pelos con la brocha, ya que es muy complicado que esta unión se seque por completo.

Posteriormente, agrega un poco de shampoo, de preferencia alguno para bebé, ya que éstos tienen menos químicos y tienden a ser hipoalergénicos. Lava sin tallar, solo intentando quitar los residuos de maquillaje.

Por último, deja secar la brocha al aire en posición horizontal sin que el pelo toque la superficie ya que al estar húmeda podría absorber el polvo.

Si de plano tu brocha está muy sucia o la usas desde hace bastante tiempo y nunca la habías lavado, puedes llegar a utilizar un poco de desmaquillante de ojos para quitarle el maquillaje, frotando con mucho cuidado y de igual manera poniéndola a secar de forma horizontal sin que los pelos toquen la superficie.