En el Calendario Gregoriano ya comenzó un nuevo año, pero otra festividad tradicional es el Año Nuevo Chino, que este 2014 comenzará el próximo 31 de enero y terminará el 18 de febrero de 2015.

año chino caballo

Decimos adiós al año de la serpiente, que según los adivinos del “feng shui” traería más turbulencias en la maltrecha economía internacional. Bajo este signo ocurrieron algunos hitos que convulsionaron al mundo como los ataques terroristas contra las Torres Gemelas del 11-S en 2001, la caída del Muro de Berlín y el sangriento aplastamiento de la revuelta de Tiananmen en 1989, así como la Gran Depresión en 1929.

Este 2014, China saluda al año del Caballo de Madera, que traerá aires de renovación, nuevas ideas, hábitos y costumbres. El caballo simboliza el movimiento, la expansión, la conquista de nuevos territorios y las nuevas ideas.

Como la naturaleza de los caballos, quienes han nacido en el año del caballo suelen ser personas activas, con mucha energía, independientes y algo rebeldes. Si bien son personas inteligentes, lo que les sobra es una increíble astucia; no hace falta que termines de expresar algo, ellos prácticamente ya saben lo que quieres decir con tan solo mirarte.

Saben cómo comunicarse, son alegres, amables, talentosos, disfrutan de ser el centro de atención, los populares del grupo de amigos y les encanta estar en multitudes, como conciertos y espectáculos deportivos. Por otro lado, las personas caballo en el horóscopo chino son impacientes, de “sangre caliente”, que no toleran las restricciones y rara vez escuchan consejos. También son de perder el interés en las cosas rápidamente, y lo que les parece apasionante un día, pronto les resulta aburrido.

Suelen ser personas trabajadoras, y solo de ellos y de su esfuerzo depende lograr lo que quieren. Mientras tanto, con el sexo opuesto son algo débiles; se entregan a todo por amor. Tienen un gran “sex appeal” natural, buen gusto, saben vestirse y cómo “comprar” a los demás.