Seleccionar página

Se acabó el 2016 y ya tenemos nuestra la lista de propósitos para este nuevo año. La gran mayoría no se cumplen; muchos porque no se puede, y otros por desidia o comodidad. Estos son los diez propósitos de año nuevo más comunes.

propósitos1

1.- Perder peso y mantenernos en buena forma física: Apuntarse al gimnasio, salir a correr por las mañanas, pasear al perro varias veces al día. Esa es una de las metas más recurrentes y en enero, vemos gimnasios repletos de nuevos socios que para febrero, dejan de ir por falta de constancia.

2.- Conseguir empleo: Por desgracia, se ha convertido ya en un imprescindible de los propósitos de Año Nuevo. Tener fuerzas renovadas para seguir buscando y encontrar un empleo.

3.- Ahorrar: Aunque es un propósito estupendo, mucho depende de cómo va la economía del país. Quizá lo mejor sea empezar por tener una mejor disciplina financiera.

4.- Dejar de fumar: Es un propósito que puede ser fácil si nuestra voluntad es inquebrantable, de otra forma, a veces se logra sólo después de varios intentos.

5.- Cambiar de coche o casa: Es de las metas más posibles que también tiene que ver un poco con la disciplina financiera que tenga cada uno. Aunque todos tenemos un ideal, lo mejor es hacer cuentas y saber de cuánto dinero podemos disponer para pagar las mensualidades.

6.- Ser mejor persona: Colaborar más en casa, enfadarse menos, llamar más a los amigos, realizar voluntariados… En fin, se trata de dejar a un lado el egoísmo y empezar a tomar una actitud más solidaria.

7.- Viajar: Ir a ese lugar que tanto tiempo habías soñado, salir algún fin de semana con tu pareja, familia o amigos a divertirte. Se puede ir planificando si realmente se desea.

8.- Conseguir pareja: Es uno de los propósitos más extendidos entre las personas de más de 30 años. La cuestión es saber qué se quiere para dejar a un lado el “forever alonismo”.

9.- Tener hijos: Como propósito está bien, pero después vienen los planteamientos, sobre todo económicos. Es mejor hablarlo.

10.- Pasar más tiempo con la familia: Sobre todo en esta época donde pareciera más una reunión de “smartphones” que de intercambio de ideas e historias. Definitivamente, un excelente propósito para este 2017, si podemos abstenernos de sacar nuestro celular a mitad de una reunión.